Cultura Fly. Mendoza, cuna de mosqueros.

Decía  el profesor emérito de la universidad de La Habana, Julio Bulté... -La revolución es educación-. Los que hacemos Brown Trout Argentina, sostenemos y profesamos ésto y; los que hacemos difusión de la cultura fly en general, entendemos que sin una comunidad educada en la protección del ambiente, en el manejo de la naturaleza nativa y exótica, sus recursos, en el deporte al aire libre y el turismo; ninguna práctica en él, es sustentable en el tiempo.

La pesca con mosca quizás...sea el medio, una excusa más... para llevar a cabo esta incursión en el mundo natural.  Siendo el fin... el de mantener para nuestro futuro, el perfecto mundo natural.

Hace años... los mendocinos, iniciaron una revolución.  Hoy sin dudas a escala internacional. Movidos siempre... por la pasión, el profesionalismo y la camaradería. La misión era la de educar e instruir a sus pescadores en la pesca con mosca. Desde distintos ámbitos, se instruye a los pescadores en el mas completo, moderno y profesional concepto de la Cultura Fly. 

Invitamos a Fernando Mosso, quien como Instructor de la Escuela Mendocina de Pesca con Mosca, nos presenta y describe la misma.

La Escuela Mendocina de Pesca con Mosca.



Nuestra escuela, se originó de manera espontánea por las ganas y vocación de un grupo de personas en capacitar a quien así lo quisiera, en todos los aspectos inherentes a la pesca con mosca. Así se formó nuestra escuela.

Objetivos de la Escuela.

Enseñar y difundir  la modalidad de la pesca con mosca y todas las actividades afines. Proteger a los pescadores y especialmente los adaptados a la modalidad de mosca. Difundir la ética y las normas de cortesía, que todo pescador respetuoso, debe tener para con los demás en los ambientes de pesca.

Como escuela, tratamos de enseñar de la misma manera que nosotros pescamos y eso desde mi punto de vista, es el eje central de este proyecto, ya que la información que brindamos es honesta  y sincera, porque así nosotros sentimos y entendemos la pesca.

Tenemos el honor de contar con verdaderos profesionales de esta actividad, como Benito y Pablo Pérez,  Walter Viel, el humilde aporte del quien escribe estas líneas; un Staff de Instructores y asistentes, muy preparado y comprometido con el proyecto. Además de la  participación del Maestro Dario Pedemonte como Instructor y padrino de nuestra Escuela.

Como valor agregado, todos los años nos visitan guías e instructores  prestigiosos, de otras regiones y con otras técnicas de pesca.



Porque asistir a las clases de capacitación y perfeccionamiento de esta  escuela?

Desde lo técnico hablare como uno de los instructores fundadores de este proyecto. Nuestra Escuela trabaja en aspectos fundamentales como:

La correcta elección de la mosca,  lectura de aguas quietas y en movimiento, entomología y comportamiento entomológico y  lanzamiento para lograr una buena presentación de la mosca.

Trabajamos sobre estos pilares en la pesca: que mosca debo poner (entomología) y como trabajarla (comportamiento entomológico), donde debo ponerla y porque según diferentes factores a lo largo del día (lectura de aguas)  y por ultimo como debo ponerla según corrientes, viento, entre otros factores (lanzamiento).

Concentrándonos en el aprendizaje y/o refuerzo de conocimientos, en estos pilares. Cada uno de ellos vemos los siguientes temas:

Entomología y comportamiento entomológico: Aspectos básicos de la entomología de Mendoza, en particular aplicable a gran parte de los pesqueros del resto de Argentina.

Clasificación Taxonómica de los principales Órdenes de insectos acuáticos y épocas de mayor actividad de cada uno de estos. Estudiamos los puntos vulnerables para la trucha de cada orden, su comportamiento y los diferentes tipos de derivas, entre otras cosas, teniendo la suerte y el honor de contar con el aporte de una de las personas más preparadas en el país en este tema, como es el maestro Benito Pérez y el grupo de Moscas Cuyanas con su invaluable aporte.

Lectura de Aguas.



Condiciones del agua (PH, temperatura, oxigeno), canales de alimentación en aguas quietas, secciones de un curso de agua, diferentes apostaderos, régimen laminar y turbulento, capa Límite, conos de quietud, contracorriente etc, entre otras cosas.

Interpretar las diferentes corrientes y sus velocidades, así como los canales de alimentación en aguas quietas es vital para saber donde debo presentar mi mosca.

Lanzamiento.

Abordamos todo tipo de lanzamiento para la pesca y en particular los vinculados a la pesca de ninfas y secas por ser nuestra pesca en particular. Analizamos y practicamos diferentes Loops para cada situación de pesca, abiertos, cerrados, manejo de líderes largos y/o lastrados, moscas lastradas, indicador de pique con equipos pequeños y medianos, rolls cast y levante y tendido con correcciones aéreas (Reach cast, curve cast, wiggle, entre varios más). Construcción de los lanzamientos con el viento en las 4 direcciones, cambios de dirección, casteo de distancia etc. No basta solamente con aprender estos lanzamientos sino que además se debe saber ejecutar el cast  apropiado para cada situación en particular.


Además damos charlas sobre equipos, elección de la mosca, primeros auxilios, etología, historia de las pesca con mosca, seguridad náutica, entre otras tantas.

Es por todo lo antes mencionado y mucho más, que los invitamos a participar en la Escuela Mendocina de Pesca con Mosca, para que juntos vayamos recorriendo el camino del respeto por el medio, los pescadores y la capacitación.

En la pesca nada es absoluto pero... el conocimiento, las destrezas y la capacidad de observación, ayudan y de qué manera. END


Autor:  Fernando Mosso. Instructor E.M.P.M.  
Fotografía: Gentileza de Edgardo Fretes y Alejandro Furlotti
Edición: Jorge Aguilar Rech
BROWN TROUT ARGENTINA Copyright 2.012
Todos los derechos reservados.

El Atuel Superior. El de las truchas magnificas.

El Río Atuel es un río magnífico. Y digo magnífico, en toda la extensión y comprensión del calificativo. Enfocándonos en su carácter de río del Andes Central, el cual posee, y en efecto, características de nata... como su despojo verde, su velocidad y amplitud; truchas de grandes luchas y tamaños generosos que, en su promedio no superarán 35 cm. Por ello es desacertado... hablar de tamaño en los peces y todo depende del ámbito. Acá, habitan gigantes.


Desde el la Estación de El Sosneado al oeste... desde un inicio de la huella se percibe. Amplio y generoso. Despojado de vegetación mas que alfombras de pastos duros, sus costas se alternan entre guijarrales, arenas, vegas y barrancos.


Subir por la huella al oeste, nos describe historias, nos supone escenarios del hombre y la natura, nos ilusiona desde lejos con sueños de truchas.


Día de mayo, desborda el sol entre las siluetas del los cerros y se inundan nuestros ojos de luz. La nieve temprana inmaterializa las masas pétreas del indómito cerro El Sosneado. 


Suzurros de arroyos, cruzaban el camino entre ellos... el Agua Buena. Otros amarillos de azufres del maula, se cobijan en el hotel abandonado de las Termas. Gigante de piedra... se impone angular en el paisaje sinuoso de los cerros.



Casi al final del camino, llegábamos al viejo Hotel y lo superábamos atónitos por la majestuosidad del bloque. Pasado extraño el de estos gigantes... de los arroyos. El Manzano, el Atuel y cuantos mas. Olvidados en el tiempo.  Sueño otra realidad, me engaña el vientre de arquitecto y me ilusiona el alma de mosquero.


Casi al final del camino, ahí; donde el río se abre en decenas de brazos que bajan de la montaña, nos quedamos. Bajamos de la camioneta y contemplamos los 360º del paisaje andino.    Volvimos al río, que acuna las truchas, con brazos de madre,...descubriendo cada uno de sus rincones, cada pozon, cada rifle y corredera, era un lugar excelente para alojar la mejor captura. Para guardar mi trucha.




El viento helado se adentraba en mis pulmones... hinchaba mi pecho y me dolía en la cara. Me purificaba. Preparado; clave mis tres enchufes exactos. Montando el reel en la vara # 4, me resistía al hundimiento. El flote de Scientific, presentaba a deriva natural Stones, Prince, Real Prince, Hare Ears.... sin lograr invitar a ninguna escamada a servirse. La temperatura cercana a las 11:00 A.M.,  llegaba a los 6ºC y mis ninfas estaban a cero. 


Metros mas abajo Marcelo Pérez, arqueaba su vara sustantivamente. Estaba pescando corriente abajo, con lanzamientos río arriba y mending positivos. Técnica similar a la del Mendoza. Línea hundida a 250 grains... llevaba  su pluma al fondo, para irritar. Irritar era la consigna, ante una trucha esquiva. Temperaturas de bajo tenor y muy poca entomología. Solo algunas Efemerópteras,  templaban el sólido de los cantos rodados sumergidos en la costura del río.






Leader corto  y un tippet 3x, ataban una mosca muy particular. Esas que no siguen recetas ni protocolos en los patrones. De cuerpo Chenille Fash, cabeza Bead Head, agallas en Marabú Rojo, y cola en Conejo Beige; todo montado en alambre  # 10.  Fórmula que capturaba una tras otra gigante. En runs, en flats y en estructuras incomprensiblemente imposibles de alojar a una trucha... la mosca era dinamita en plumas.


Las truchas Arco Iris pinchadas mostraban un vigor indescriptible. Sumado al vector implacable del río... arqueaba nuestras #4 al máximo.


Atónito, me dispuse a observar a Marcelo. Hoy... excepcionalmente, no era día de ninfas. 


Diego, elegía un lies esplendido. Lanzamiento río a través, con meds río arriba y al posicionar la linea paralela a la costura de la corriente laminar, era el momento de la tomada. Una hermosa Arco Iris le daba ataque a la mosca de Diego. Una Woolly Bugger negra en alambre # 10. 




Atónito por el despliegue de grandes animales, que rondaban los 1800 gramos... promedio, cambio mi línea a hundimiento 150, Wet Tip Experss, de Scientific Anglers. Intento en algunas estructuras... esta vez, guiado por Marcelo.  Inmediatamente un relámpago gris, se torciona en el agua, ataca mi Rabbit Parda con Coned Head, de una forma casi brutal. Tal ves 2 kg de escamas y músculo, que pusieron fin a mi tippet 5x a los pocos segundos de batalla. 


Mientras... aprendíamos del río, de las circunstancias y de capturas que vendrían en poder de los irritadores, Leandro, preparaba una punta de espalda en el cobijo de los muros del hotel. Nuestro camino de retorno se sincronizaba con las sombras de  los cerros que a esta hora, se ponían serias y heladas de nieve joven.


Lea... nos deleitaba con carnes y vinos nobles, mientras nuestras historias recientes se llenaban de sonrisas de satisfacción y nuestras promesas de volver a vernos... pronto. END


Autor: Jorge Aguilar Rech
Edición: Jorge Aguilar Rech
Fotografía: Diego Peixoto, Marcelo Perez, Leandro Ferioli y Jorge Aguilar Rech
BROWN TROUT ARGENTINA
Copyright 2.012
Todos los derechos reservados



Pescando el Desecho. El Arroyo injuriado.


Que contrariedad, que despropósito... llamar al arroyo mas bello de Mendoza como  desecho. Quizás... con esta ex profesa contrariedad, la intención del descubridor o el que lo haya nombrado, haya sido ocultar las bellezas de este páramo, intentando guardar el tesoro...preservarlo. El Desecho de los Morros aludiendo a su origen glaciar, tal vez.




Ubicado en el Valle de Los Molles, departamento de Malargue, Mendoza, Argentina, es un pequeño hilo de agua que tributa al Salado, casi a hurtadillas... sin muchos preámbulos.


Pescar las aguas del Arroyo El Desecho es, enfrentarse a escenarios bellos, distintos el uno del otro y de aguas cristalinas. Por sectores el Arroyo se escalona abruptamente declarándose en un típico Pockets Streams, donde la pesca es un desafío a la técnica en extremo. En otros sectores, el curso se presenta en bellos flats y profundos pozones de aguas translúcidas y premonitorias. Aquí, cada paso nuestro debe ser en cónclave... sutil, dado que una mínima sombra o vibración, despertaría la huida u ocultamiento de nuestro pez. Convirtiendo la experiencia en algo infértil y sacrificado.




Un escenario pleno de fauna autóctona, del Valle de las Leñas, como el Phymaturus flagellifer, lagarto herbívoro de tonos verdes y amarillos, flores de cactus y  xerófilas.


Ese día, comenzamos en la primera luz de la mañana, desayunamos y comenzamos  a prepararnos para la jornada. Esperando que el sol, animoso del mes del equinoccio de las montañas, despertara a nuestras truchas, dormidas en un manto de frío.


El sol de las once nos hacia pasar por el camino pedregoso, hasta el fin de la huella conocida. Aquí tendríamos que armar nuestras cañas y emprender la subía a pie. Elegí la Superfine #1 para la experiencia. Armando cada tramo, como parte escencial de la ceremonia, montando la linea impecablemente sutíl y montando un leader torcionado especialmente atado por Pablo Matthews para esta vara. 


Con el ánimo de inspirar cada sensacion, me propongo embullirme en el paisaje. No solamente ser un pescador, un personaje sino... ser parte del entorno. Para ello cada paso que daba me sumergía en el mundo sensorial exquisito de la pesca con mosca. Cada pájaro, cada insecto y la mínima brisa, eran inspiradores con el mantra del arroyo siempre de fondo.


Quería escuchar el latido de mi tierra, quería sentir cada movimiento de mi pez. Así me oculto entre las rocas... agazapado al máximo me acerco a unos metros del filo del agua. Lanzo up stream, dando vida a mi mosca, una Pheasant Tail en # 22, y abdomen rojo.  La ninfa trabaja a deriva natural, corriente abajo. Toma implacablemente una bella trucha arco iris. Pintada de colores, su fuerza muscular me desbordaba las manos. Pronto volvería a su vientre de agua, se ocultaría entre el oscuro fondo del arroyo.




Limpio mis manos con el mismo agua del arroyo, y mi pecho se hincha de satisfacción. Ahora voy por más. Miro hacia arriba del curso, buscando la estructura perfecta.


Levanto algunas piedras, descubro puñados de efémeras y plecópteras. Las robustas Stones Flys, eran mi inspiración.  Descubro en mi caja, una perfecta mosca, para imitarla. La Perez Destoyer en anzuelo # 14. Lanzo en una corredera que ingresaba a un amplio flat; dejo profundizar... intentando llegar a la laminar y ascender lentamente. La detonación de un ataque, me hizo alzar mis brazos. Manteniéndome quieto en un solo lugar, dado que si me movía me hundiría en el acarreo.




Mas capturas... bellas y sanas. Grandes... por el volumen del hábitat. Su color y estructura me mostraban un arroyo sano, pleno de vida.


No existía pozo, estructura o corredera que no tuviera truchas. El secreto a voces, era la invisibilidad, el sigilo y el acecho. Por ello, pescábamos indudablemente, arroyo arriba, con leaderes muy finos y a contra sombra. 


Llegamos al final a una estructura bella... que dió lugar al almuerzo tardío. El mismo, planeado de cecinas, quesos y pan casero, mojado con unas heladas cervezas rubias. Compañeros perfectos a la hora de brindarnos a la amistad y al disfrute. Así... prestos al descanso reparador, tras el almuerzo y el ascenso, las horas pasaron, observando el arroyo y disfrutando el tono de su mantras. 


Este arroyo es calumniado desde su nombre, injuriado en sus cualidades y este despropósito... nos sirve END


Una compilación de fotos en nuestro Facebook:
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.3056009118543.2123131.1212806985&type=1

Autor: Jorge Aguilar Rech.
Edición: Jorge Aguilar Rech.
Fotografía: Jorge Aguilar Rech/Nicolás Aguilar.
BROWN TROUT ARGENTINA.
Copyright 2.012.
Todos los derechos reservados.

Pensamientos junto al río.

Tan bella... tan fuerte y llena de vida. Tan feroz e instintiva y, a veces... calculadora y enigmática.

Solo un pez. Solo un pez... determinado y predador al límite. Quizás esa sea la clave de nuestra atracción.... tanta humanidad hay en ella. 



A veces, creo que esa trucha soy yo mismo... pero en otra piel, en otro cuero. Al pescarla y tenerla entre mis manos, me encuentro conmigo; con mis dudas, mis ansias, mis instintos, mis defectos, fortalezas y virtudes. 

Al devolverla... cometo el pecado de creer que tengo otra oportunidad más, quizás... para ser mejor humano. END

Autor: Jorge Aguilar Rech
Edición: Jorge Aguilar Rech
Fotografía: Jorge Aguilar Rech
BROWN TROUT ARGENTINA
Copyright 2.012
Todos los derechos reservados.