Pensamientos junto al río.

El hombre es agua...


El agua es vida. Y ella... es agua. Agua, que desde los borbotones que transpira la roca, allá... en la cordillera, se hace niño, en los arroyos. Niños que corren, puros e inquietos entre las vegas y cortaderas. Son los arroyos, los niños del agua.  Al bajar al valle... maduran, crecen y se hacen jóvenes. Jóvenes irreverentes, furiosos y rebeldes. Llenos y plenos de energía... jóvenes ríos.

Maduran... en sus lagos quietos, serenos y profundos. 


La plenitud del agua en su vida terrena. Y siento ...  y digo terrena, porque al ascender al cenit en ángeles del vapor, llueven vida nueva, en arroyos niñoEND

Autor: Jorge Aguilar Rech
Fotografías: Jorge Aguilar Rech
                      Película A River Runs Trough it.
Edición: Jorge Aguilar Rech
BROWN TROUT  ARGENTINA
Copyright 2.011

Mientras los Ríos Descansan.

Crónicas puntanas.

En lo profundo del pensamiento duermen los recuerdos.  Como el agua de los ríos, que añoro. Pienso en ellos y vuelvo a vivir en detalle... cada momento. Las largas caminatas, los matices, el aroma, las risas entre silencios eternos y a lo lejos... el río;  que descansa sobre la roca desgastada y las pisadas que se borran cuando despiertan del lejano sueño del invierno.




Los arboles bajo los cuales esperé con ojos entre abiertos... fueron años, fueron horas. Compartiendo  amistad, simpleza, sana competencia,  la soledad de sus aguas, cada momento único en su esencia. Hoy ... pienso. 


He recorrido ambientes mendocinos y patagónicos en lo profundo de la majestuosa Cordillera de los Andes. Pero lo que siento por ellos, es distinto.  Desconozco la causa, el motivo es un misterio. Espero que alguna vez lo entienda... este añorar del andar lento del agua entre las sierras.

El largo sueño invernal, me invita a soñar con ellos. A recordarlos en lo profundo, imagino por momentos esos días soleados, el  brillo de sus aguas entre fugaces sombras de truchas.  El contraste entre la calma y la pasión, el verde... y la roca desnuda por la tremenda fuerza de las crecidas. El caminar entre saltos de langostas de una diversidad inigualable de colores. Las delicadas efémeras que viajan como diminutos veleros a la deriva. Los enormes dragones del agua que camuflados entre algas esperan el momento justo para desplegar sus alas en su último gran viaje. Algo así como un cuento de hadas, duendes y dragones.




Hoy todo duerme, en una larga quimera invernal. 

San Luis. Mucho se ha escrito sobre esas tierras, historias, momentos, dinámica de sus ambientes, moscas y truchas. Fueron muchos años recorriendo aquellos ríos y doy gracias por haber tenido y tener la suerte de recorrerlos. Se aprende bastante... tan solo con observar, intentar y equivocarse. 

Los ríos de San Luis disponen de una amplia variedad de insectos. Langostas, hormigas, Escarabajos, Mariposas, Aguaciles, (Dragon y Damsel), Efémeras, Tricópteros, Chinches de Agua, Escarabajos de Agua, Ddípteros, (Mosquitos y Simúlidos).  Y en lugares muy alejados en los arroyos ubicados en grandes altitudes de las sierras, algunos Plecópteros como reliquias prehistóricas. Esta amplia gama de insectos, seguramente es comparable con los ríos de la provincia de Córdoba. Seguramente muchos de estos están en los ríos cordilleranos, pero siempre hay que tener en cuenta que no serán los mismos de un lugar a otro. Cambian la oxigenación, la fisonomía del río, su caudal, la temperatura del agua, la acidez en función de la roca, con solo tener eso en cuenta alcanza.



Cada vez que me preguntan que moscas llevar a San Luis, suelo decir imitaciones de efémeras, ninfas, adultos, dragon, damsel, chinches de agua y paso alguna receta. 


El objetivo de este escrito es, dar algunas ideas de las moscas que sirven para pescar en San Luis, teniendo en cuenta la entomología de los ámbitos puntanos. Sin dejar de considerar que el dar recetas de moscas, o describir una mosca o contar con que se pesca para este caso, en San Luis, no sirve de mucho, porque limita al pescador a la creación, a la búsqueda de patrones propios y a la prueba y error, no es el egoísmo de no pasar datos sobre patrones de moscas, sino que el copiar inhibe el arte de crear, probar, intentar. 


Darío Pedemonte,  un gran amigo y persona. Un maestro, un pensador, un apasionado por la enseñanza del fly fishing. Un gran pescador y un especialista de los ámbitos serranos, de ríos y arroyos de Córdoba y San Luis, de las sierras del sur de la provincia de Buenos Aires, el que después de años de búsqueda, con algunas recomendaciones y dibujos, sumado a la lectura, a la prueba y error;  me dio las bases... y surgieron las propias ideas, para desarrollar una tan apetecible adulta de Efémera, Langostas, Hormigas, Escarabajos y Libélulas adultas, todos insectos de aquellos increíbles ríos de mi provincia adoptiva, San Luis.


Quiero empezar por las ninfas, el maravilloso mundo de éstas. Partiendo de la base de la entomología, puedo mencionar que, los ríos de San Luis en su totalidad...  albergan ninfas de Odonatos, Dragon y Damsel, de las cuales las primeras más habituales. He podido verlas en tamaños descomunales de hasta 7 cm de longitud, y otras más pequeñas y rechonchas de unos 2.5 a 3 cm de largo, todas del color del lecho rocoso, en lo común, marrón con tonalidades olivas y manchas negras, verde oliva con tonos marrones, y hasta verde flúor a blanquecino al igual que el color de las arenas blancas de los bancos de arena del río.


En marzo y abril con máximos caudales, o después de grandes creces en enero y febrero; la materia orgánica y las partículas minerales en suspensión por la fuerte agitación de las aguas, le dan al río idéntico color que el de un clásico té ingles; es ese mismo color el que adoptan las ninfas de odonatos, siempre con algunas manchas del mismo tono pero más oscuras.

Teniendo en cuenta estos caracteres, no debemos preocuparnos demasiado por hacer una Dragon de todos los colores y combinaciones posibles, tamaños y formas. Pescar con una ninfa de 7 o 5 cm no es tarea fácil, mucho menos con las cañas que usamos en estos ambientes. Una ninfa de ese tamaño que cae al agua produce una gran efecto negativo, ruido, perturbación es difícil de trabajar y sobre todo se castea desprolijamente. Si considero tener en cuenta que podemos hacerlas exageradamente de hasta 3.5 cm de largo, manteniendo las proporciones, considerando el peso de la ninfa y cual será el número de caña que vamos a usar para pescarla. Por suerte en un mismo ambiente con frecuencia, conviven ninfas de Dragon de las largas, gigantes, con ninfas más cortas y rechonchas, además dentro de cada tipología, podemos tener de distintos tamaños, en función del estado de madures de la ninfa. Esta flexibilidad natural nos permite a los atadores poder crear patrones que sirvan para pescar y no moscas que quedarán enganchadas en los árboles linderos o en la oreja de algún mosquero desprotegido o simplemente nos partirán algún tramos de la caña. 


Al principio... me ocupaba por hacer ninfas con tonos realistas. Antenas, colas detalladas,seis patas, ojos; en búsqueda de la perfección. Me olvidaba por completo que una mosca que pesca no es la que más se parece, sino la que respeta forma, proporción combinación de colores y sobre todas las cosas que se comporta como tal. Una ninfa se hunde y deriva, sus branquias se mueven, su cuerpo tiene vida.


Un adulto se posa y sin hundirse deriva calcando cada una de las olas u ondulaciones de la delgada lámina de agua. Volviendo a las dragon, tuve mucho tiempo para analizarlas y recrearlas en mi diminuto y humilde laboratorio de atado; sin dudas los dos patrones de dragón que mayores resultados me dieron, fueron, una dragon muy simple a la cual denomine Dragón Pulmarí. Haciendo referencia al río... por los buenos momentos de pesca que me dio. Pero basada en las ninfas rechonchas de las aguas Puntanas.


La otra...  una Dragon Articulada, basada en los gigantes dragones de los ríos de las pampas de altura.











Me basé sobre todo en la forma y proporciones, después el color, siempre atando algunas con una combinación de tonos, y otras con distinta combinación. 


El combinar colores no quiere decir solo mezclar dubbings. Se trata de combinar un abdomen verde oliva con patas de color verde fuerte oscuro y una caja de alas de color marrón moteada con negro. Lo primordial de las ninfas de Dragon, al igual que las Damsel, es el uso de materiales que expresen movimiento y transparencia. Primero... porque estas ninfas son extremadamente activas e inquietas y segundo, sus cuerpos son muy transparentes.


Para lograr estos efectos, es importante el uso de ciertos materiales. He podido ver ninfas de  éste tipo, donde sus cuerpos son de Chenille o hebras de Pavo Real. En este tipo de atado, pierden transparencia y movimiento. Un material ideal que combina ambas particularidades es el Dubbing Sintético. En es trabajo con éste material, trato antes de colocarlo, armar un bajo cuerpo de una lana oscura, verde oscura o pardo oscuro, luego coloco el Dubbing a la manera tradicional, y cubro el bajo cuerpo, para después peinarlo con un abrojo dejando hebras sueltas y dando volumen al abdomen, de esa manera la combinación de suaves brillos.


Los espacios entre fibras de Dubbing que quedan al peinarlo, el fondo oscuro de lana, le dan transparencia, las hebras sueltas vida y movimiento. Para las patas utilizo un collar de gallo Saddle, para los ojos monofilamento 0.9 quemado, para el Win Case cualquier pluma moteada, pavo, faisán etc. 


Para las Damsel, se debe usar esta técnica de fondo oscuro y Dubbing despeinado, pero solo para el tórax.  Es importante observar que el abdomen es delgado; igualmente las largas fibras de Dubbings,  que salen del tórax se pegan al abdomen y le dan a este, vida y transparencia; sin olvidar que un punto clave en el atado de una Damsel es la imitación de sus branquias, para lo cual como todos sabemos una cola de Marabú es ideal.

Por último... si combinan estas técnicas y suman un lazo de articulación entre el torax y el abdomen, le dan a la mosca un efecto vivo que tiene importantes resultados.



Las ninfas de efémeras... las  diminutas efémeras que derivan y se arrastran por el vientre de estos ríos, no son las mismas que las de los ríos cordilleranos, sin entrar en detalles irrelevantes de género familias y especies y para tener en cuenta a la hora de atar, ambas son efémeras, pero las de los ríos Mendocinos son mayores en tamaño y tienen en lo general color marrón oscuro, las de los ríos puntanos son más delicadas, no superan el cm de longitud, en lo común tienen entre 5 a 7 mm de largo, sus cuerpos son extremadamente delgados y su color es beige con alguna tonalidad oscura o simplemente beige.






Bien... con estos datos ya, podemos saber que si vamos a pescar con imitaciones de Efémeras en San Luis, no deberíamos usar la misma imitación que usamos en la cordillera.


Una Phaisant Tail en anzuelo #12, es una excelente imitación de una ninfa de Efémera y se adapta perfectamente a un arroyo mendocino. Pero si pretendemos pescar con una Phaisant Tail en anzuelo #12 en un río puntano, no es lo correcto. Lo he hecho y funciona, pero no es lo correcto; porque les aseguro que la trucha no la tomará por Efémera, sino por una ninfa de algún insecto más grande, como una Damsel oscura. Entonces si realmente queremos pescar con imitaciones de ninfas de efémera en San Luis, debemos hacer algo muy simple, en pocas palabras atar una Pheasant Tail en anzuelo 14, 16, 18 o 20 y utilizar unas 2 hebras de faisán para el abdomen sin dar volumen y usar hebras claras. Para mejorar aún más esta imitación y adaptarla a San Luis, creo importante reemplazar las patas de hebras de faisán, por un pequeño collar de gallo en color marrón y adelgazar el cuerpo lo más que se pueda, como me dijo alguna vez Darío, para hacer el abdomen, “apenas pintar el anzuelo con una pluma”. Recomiendo lastrar las ninfas con un pequeño segmento de alambre solo sobre el torax, para no dar volumen al abdomen, y el tórax si, cubrirlo con pavo real con algunas vueltas sin exagerar; si vamos usar un beed head, es preferible que este sea oscuro, he visto truchas rechazar mis moscas por el brillo del beed head dorado, recuerden que en San Luis las arco iris tienen demasiado tiempo para analizar las patologías de nuestras imitaciones.

A veces las profundidades de las aguas de los arroyos serranos, obliga a tener en cuenta técnicas de atado que permitan que las moscas se hundan rápidamente en lo profundo de los canales en las correderas o de los grandes pools; muchas de las arco iris trofeos se ubican a gran profundidad y si nuestras imitaciones no se sumergen rápidamente, todo el esfuerzo es en vano. Pero a la hora de atar, algo común es escuchar “hay qué lastrar más la mosca”, bien, ¿hasta que punto?, no podemos añadir peso desproporcionadamente, porque una mosca atada en anzuelo 16 que puede ser usada con una caña # 2 se transforma ahora en una munición para ser lanzada con un rifle de aire comprimido. No importa tanto el tamaño, sino el peso de nuestra mosca, no podemos adaptar nuestras cañas según el lastre de nuestra mosca, es por eso que es preferible jugar un poco con algunos conceptos físicos, para así sumergirnos en lo profundo. Usar ninfas con mucho material, no es recomendable, da volumen, superficie de apoyo, y por más que la mosca esté correctamente lastrada no sumergirá rápidamente, por esto, evitar superficies de contacto es lo recomendable para que nuestra mosca penetre con mayor velocidad, es por eso que una ninfa que tiene lastre adecuado en la zona de su torax o cabeza sin dar demasiado volumen, y un abdomen delgado y sin detalles de patas de goma y demás artilugios, tendrá mejor resultado porque profundizará rápidamente y entrará en la línea de alimentación de los peces que se ubican un poco más profundo de lo normal.

Cuando hablamos de las Chinches de Agua, y aunque su vida ninfal y adulta, siempre sea en el agua, entran en la categoría de ninfas por la forma de pescar con ellas. En San Luis, no hay río que no tenga estos insectos de extraño comportamiento.  Sin adentrar en cuestiones taxonómicas, se reconocen a grandes rasgos, dos tipos de Chinches, una similar a la denominada Chinche Vikinga, de no más de 1 cm de largo, con morfología elíptica y ovoide, aplastada como platillo.Tienen color negro, verde oliva oscuro y verde oliva claro, hay una sutil diferencia en la coloración del abdomen y alas con la zona del denominado pronoto y cabeza, estos últimos de tonalidad más clara. La segunda chinche observada, es de gran tamaño, similar a la Chinche Escorpión, denominada Chinche Gigante, tiene hasta 5 cm de longitud, no es muy frecuente pero si, está presente en aguas lentas, su morfología también es elíptica aplastada, y su color es beige a té, su pieza bucal perforante es de gran tamaño.

Para imitar una Chinche, hay que tener en cuenta su forma, para lo cual considero que una manera simple de lograrlo, es adosar y atar dos segmentos de alambre uno a cada lado de la pata del anzuelo, de esa manera achatamos la mosca y además damos peso. Para el caso de la chinche más común, la de menor tamaño, para el abdomen y tórax utilizo dubing negro y para imitar las alas y el pronoto uso dos plumas, una en color negro para cubrir abdomen y lograr las alas aplastadas al cuerpo y una beige para el pronoto y la cabeza. Las patas son de un fino elástico negro y muy cortas. Para lograr mayor vida a la mosca es ideal trabajar el dubing como se explico anteriormente.


Las Larvas de Caddis, en las cuales  recuerdo haber utilizado una imitación de Tricóptero en el Río Riocito superior, una imitación de un gran  Tricoptero, que aparece en varios arroyos de las sierras y que aquel día me dio importantes resultados. Tiene gran tamaño, similar a un gusano segmentado de hasta unos 3 cm de longitud que en sus dos márgenes exhibe numerosas agallas. Su color es verdoso oliva oscuro a verdoso oliva claro y su cabeza negra o marrón oscuro. Esta larva la logré con una simple imitación en un anzuelo de pata larga y en S, a la cual simplemente después de un bajo cuerpo de lastre, envolví Dubbing Sintético dando aspecto de gusano, utilizando una fina tanza para el segmentado y para atar las dos plumas de hebras de avestruz que coloque en los laterales para así lograr las agallas, luego la cabeza fue simplemente un cambio de coloración en el Dubbing.

Cuando hablamos de moscas secas, reflexionamos... y nos decimos casi en vos alta, que maravilloso es el mundo de las secas.  La base de nuestro deporte está fundamentada en esta forma, arte o movimiento, que permite al pescador expresarse con la línea y disfrutar del mágico segundo en el cual un pez sube, abre su boca y decide por tomar nuestra imitación. Usar y combinar los materiales correctos, lograr las proporciones con la mayor cantidad de zonas de apoyo, sin perturbar la delicada silueta de un natural adulto, es la clave de una mosca seca.

Para el atado de secas se deben reemplazar materiales, el dubing del cuerpo y las alas de cualquier otro material, cola de ternero o tip de plumas de gallina o gallo incluso ciervo, por un simple material, el CDC. Sigo utilizando el ciervo para las Langostas, algunos Escarabajos y las alas de las Caddis adultas.

Voy a entrar en detalle en una delicada y sutil Efémera adulta.  Una mosca basada en una combinación de técnicas de Iwamasa, un japonés que dedicó horas a las secas sin hackle y el maestro de  Darío Pedemonte, que lleva años usando el CDC. Las Efémeras adultas que he podido observar, muchas veces en los ríos puntanos, son demasiado delicadas y un objetivo difícil de crear con pelos y plumas. No hay tarde que en las aguas del río Grande, principalmente entre abril y mayo, estos  insectos, se reposen derivando como veleros en alta mar, sobre las aguas. Su reducido tamaño, entre 5 a 7 mm, dificulta su atado. Años de observación me llevó lograr una imitación que durara más tiempo derivando sin hundirse y que sea efectiva. El color de esta Efémera, en el primer estadio... el subimago, es gris suavemente amarillento;  el imago... es amarillo con tonalidad naranja, con alas blancas grisáceas. Después de varios intentos de prueba y error, con paciencia y lectura, logre una imitación efectiva que, en la última temporada me dio las máximas satisfacciones.  Grandes Arco Iris que, sin dudarlo... subieron por ella.  En un anzuelo #18 o #20 para secas, até una pequeña cola de fibras de gallo, abriéndolas en V para lograr mayor superficie de apoyo, luego utilizando CDC como remplazo del dubbing, realice el cuerpo, logrando cierta conicidad, después con apenas una vuelta y media de una pluma de gallo grizzli de hebra corta, realice un hackle que dividí en dos aplastándolo, cruzando el hilo en X, después con el tip de una pluma de CDC blanco colocándola en vertical realice las alas de la efémera y finalmente até mi mosca a un tipet 6X que más de una vez llego al límite de su resistencia elástica.
Tener en cuenta mucho de estas técnicas de atado y consejos, me ha permitido mejorar mi pesca y en atado, particularmente mis moscas secas y terrestres. Hace un tiempo el CDC no estaba en mi maletín de atado, una vez que lo incorpore a mi vida de atador, no puedo dejar de usarlo en cada una de mis imitaciones de adultos de efémeras, plecópteros, tricópteros, incluso en todas las terrestres.

El atado de moscas es un mundo fascinante.


Permite copiar, crear, investigar y expresarnos. Muchos años dedique a llenar mis cajas siguiendo un inventario de moscas con un sinfín de nombres, creo... conocía gran parte de los nombres de las moscas. Invertí horas a la copia de patrones y a llenar mis cajas con moscas americanas e inglesas.  


Después a buscar la perfección de las mismas, que excepto para mis realistas, dejé de hacerlo casi por completo. 


Veo en muchos negocios gran cantidad de moscas. Un sinfín de posibilidades, materiales y nombres.  Veo que se preocupan por seguir patrones extranjeros, y se exponen a la venta. Enormes moscas secas, que pierden por completo toda la delicada silueta de un adulto natural. 


Creo que el atado y la pesca con mosca no son tan complejos.  Que será más efectivo buscar los patrones en nuestros propios ríos, y no... en bibliografía extraterrestre.  Mas bien lograr con las herramientas básicas de la misma naturaleza, sin caer a materiales extravagantes. La imitación adecuada que no importe si tiene o no un nombre en inglés, más bien solo que imite lo que un pez come en su medio.  Sean estos mis preferidos insectos, hierbas, semillas o incluso otros peces.END



Dedicado a mis amigos
Jorge Aguilar Rech y Darío Pedemonte.
Autor: Sebastián Pagano.
Fotografías: Jorge Barranco, Sebastián Pagano.
Edición: Jorge Aguilar Rech.
BROWN TROUT ARGENTINA
Copyright 2.011http://browntroutargentinateam.blogspot.com/2010/04/sebastian-pagano-genero.html