Pensamientos junto al río

Un homenaje.

Ningún pescador con mosca debería entender como festejo... el día del animal. Nuestra actividad, indefectiblemente provoca un impacto negativo en los animales.  Eso es la pesca. La que justificamos de decenas de formas, medios y expresiones. La llamamos necesidad, la rotulamos de deporte, otros de poesía... arte. Yo... prefiero reconocer nuestra viral humanidad y confesarme; pescador con mosca.

Un homenaje a aquellas truchas sin nombre... sin dueño, que llenan mi necesidad permanente de felicidad. END


Autor: Jorge Aguilar Rech.
Fotografía: N.N.
Edición: Jorge Aguilar Rech
BROWN TROUT ARGENTINA 
Copyright 2011

El Río Efímero.



El Río Mendoza, es un río bello. Belleza… que,  se expresa de cientos de formas y modos.  Su carácter y  estética, definen esta expresión de belleza efímera.

El mismo, en su generosidad montañesa, es proveedor de agua... noble y abundante a millares de almas sedientas, al embarazar su fluido vital en dique.  Espejo que conocemos como Potrerillos… donde el cielo se siente cómodo y se recuesta a dormir entre las montañas.

Mi río, nace entre suspiros de vertientes y diáfanos arroyos, en el ceno mismo de la cordillera principal. Su partera… la Quebrada de Matienzo. Halla por los valles glaciares pintados de verdes y ocres…donde el viento sopla siempre helado y el aire puro nos invita a entrar,  al mantra eterno de la vida.

La ruta internacional que nos hermana con Chile, nos deja en sus nacientes. Su enorme caudal, corre raudo entre el valle amplio…que le da estructura,  entre canales, correderas, rifles, pools y pequeños brazos en braided.


Su temperamento montañés, su carácter y su tono…lo hacen  pescable desde la época de otoño invierno. Empezando a aclarar sus aguas en el mes de Mayo y Junio. Sus hijos escamados adoptivos, se hallan ahora, en pleno y franco ascenso con frenesí reproductor.

Pescarlo…requiere  un  gran criterio en cuanto a la devolución y el equipo adecuado. Para no exigir al pez a una cruel lucha. 

Su veda natural, lo enturbia llegando los primeros días de Setiembre. Este corto periodo de tiempo lo hace enigmático, prometedor. Poseedor de grandes record, ocultos secretos  y relatos fantástico.

Mi experiencia con el Mendoza fue siempre excelente, nunca,  me dejo sin respuestas y, al buscarla frente a la intriga… me la daba generosamente.

Salimos con Fernando Amescua, Mariano Remi y Sebastian Pagano,  para emprender la experiencia de pesca. La reunión fue en el centro de la Ciudad de Mendoza. Cercano del medio día…esperando el aumento de la temperatura.  Tomamos a la hora estimada…la franja gris de la ruta siete. Siempre hacia el oeste, internándonos en el vientre andino.


La estructura la vieja estación del Tren Trasandino…la Estación Point, nos daba el primer referente del río. Este punto es excelente en épocas más avanzadas, donde las truchas en su fantástico ascenso arriban  aquí, buscando sus camas de desove, buscando cumplir su vital destino el los fondos gravosos.

Al descender del auto, nos recibe solamente el mantra eterno del río en su descenso. El sol apuntaba alto y nuestras sombras caían en tierra. Así comenzamos a buscar algo de invertebrados en el ventos superior costero del río. Solo hallábamos sedimento de arcilla. Hasta en la escasa población de algas y musgos..el sedimento opaco se apoderaba del fluido, y de la vida.

Me inclino en un descanso y tomo la temperatura del agua… me indicaba  escasos 5,7 º C. El sueño del letargo…era evidente. La actividad doblemente nula. Si bien…sabíamos que a esa altura estábamos jugando cartas de explorar, si las truchas estaban ascendidas a ese punto, la temperatura nos limitaba a la vez, en la actividad. Dos grandes  limitaciones a este punto y a la fecha…actividad y emplazamiento.

La compleja jornada nos vio revisando cada rincón, cada pool, cada profundidad. Las técnicas variadas… desde Streamers, Crustáceos y algunas ninfas. Pasaron por nuestras manos todas y las respuestas dejaron mudos los copos, dejaron las bocas, vacías de aventuras. Pero llenos de experiencia y conocimiento. 

El lanzamiento era típico del trabajo con  streamers. Lanzábamos  a la principal nuestra línea de flote, finalizadas en líderes de 9 pies, cónicos de fluoro carbón. Finalizada en  4 x. Las que daban trabajo a las Bichon Flys, Mendukas, Woolly Buggers Olives, probando también algunas ninfas como la Damsel Articuladas. Todas las ninfas, lastradas y trabajadas a deriva y al drag…comenzábamos un lento trabajo de recoger en pequeños tirones. Dos tomadas tímidas fueron lo único que nos aproximo a la descarga  de adrenalina de la captura.

El final de la primera jornada, fue de conclusiones preliminares… de nuestra ausente tomada, de la altura de curso del río, del ascenso, de la temperatura, de la mosca…temario suficiente para el retorno al calor del hogar.

Las botas aun húmedas y el wader apenas extendido, en la mañana siguiente, se hallaban prestos a la jornada. 

Tomaríamos  la iniciativa de pescarlo mas abajo…a la altura del Espigón. Al llegar a este punto… nos percatamos del gran potencial del pesquero. La estructura justa, el caudal acorde, rifles, correderas, profundos pozones… muy prometedor.  La estrategia fue bajar el  río y pescarlo up stream, exclusivamente con ninfas. Las líneas de flote, se terminaron el líderes de 12 pies, y tippets 4x de fluoro carbón. La primera mosca que en mi caso trabaje fue la Menduka… como ninfa atractora. El lanzamiento up stream pro activo, posicionaba la mosca a deriva natural. La primera veintena de cast`s fueron funestos… sin resultados. 


Río abajo, llego a un pozón excelentemente, conformado entre una gran roca y una corredera. El pozo se conformaba en el axial de la misma. Mi posicionamiento fue debajo de esta estructura. Lanzando hacia arriba de la corriente principal, la mosca bajaba a deriva natural internándose  en el pozón pleno y profundizaba. Al tercer cast y trabajo…una tomada tensa mi línea Scientic Angler Air Cel, WF. Seguida mi vara en empatia elemental, toma un arco increíble…mostrando su cualidad de factura. El primer plano de mi vista percibe en el hilo de la lucha…un tremendo saldo arco iris. Siendo el primero de tres… Mi copo se inunda y mi vara en alto acerca al vencido…pez. El cual increíblemente saca su energía a la mesa…de presa y se safa


Metros abajo…llegamos a la estructura que le dio nombre al sector…el Espigón. El cual conforma dos pozos en su brutal confrontación con la corriente. Un anterior y otro posterior.  

Al azar, cada uno ocupa su posición casi a dos metros del hilo del agua, agazapados. Implemento previo… un brider de hundimiento. Achico elleader a unos 9 pies y ata en su 4x…una Prince Bead Head minúscula. El trabajo a la corriente hizo entrar la mosca al remolino.  Una tomada profunda anunciaba otra captura. La Arco Iris estaba enganchada muy bien. Su fortaleza hacia trabajar la #2 fuertemente. La corta batalla nos mostraba una trucha de unos 400 gs. Lindísima. Liderándola de inmediato, continuamos camino río abajo.

Decenas de paradas nos separaron de la noche intimidante en el valle del Mendoza. El viento silbaba entre las cortaderas y los filos rocosos. El alma se calma en un hasta mañana…mañana será mejor.

Al día siguiente…la mañana nos abría los ojos temprano. Ni una nube…anunciaba la brillante jornada. La tercera en la mejor he escuchado…y eso me daba una extraña sensación de tranquilidad.

La estrategia en este caso fue parametralmente opuesta, mi compañero…Mariano Remi, usaría hundimiento con un pequeño brider anexo, un cortísimo leader y tippet 3x, al cual lastrado se anexaría una Bichon Fly en anzuelo# 6. En cambio y a puro extremismo…yo probaría una línea de flote WF con un líder de 9 pies y un tippet fluoro carbón de 5x…al que ataría una Bichon Fly muy leggeada. Con mi poco rendimiento asegurado, probaríamos cual era el diferencial entre una  y otra técnica y si las dormidas truchas estaban abajo…adormecidas por los escasos 7,4 º de la jornada.

Comenzamos pescando a la altura de Mendoza Rafting…lugar de correderas increíbles, pozones abundantes y excelentes embudos que, al ascenso de los salmónidos, nos ponía en ventaja comparativa.

La actividad parecía nula arriba…mientras que la profundidad albergaba decenas de truchas enardecidas por la verde naranja pluma. La técnica de Remi era sencilla y eficaz. Lanzaba a la veloz corriente principal, enmendando reiteradas veces. Dejaba derivar la mosca unos treinta metros río abajo. Cuando se tensaba la línea y la mosca comenzaba a drapear, la mantenía unos segundos. Dos tirones cortísimo y esperaba…esperaba, cuando ahí, tomaban las capturas.  


La primera de ellas tomo abajo, franco y muy fuerte. Lo que nos hizo suponer su instinto de irritabilidad combativa ante el crustáceo y no su inclinación a alimentarse. 



La lucha superlativa en pro a la fuerza de la corriente y la distancia de la tomada obligaron a desplazar el centro de nuestra captura copeada. La red cómplice de escamas…nos mostraba una hembra increíble, hermosa y sana. Robusta aun y fuerte.  La libertad le dejaba refugiarse por segundos en el fondo aun lodoso… con el sueño de su viaje romántico…río arriba, en algún arroyo maternal.

Inmediatamente… la seguida captura, misma mosca, misma técnica  e igual sexo  nos mostraba la cara fértil del turbio río.

Las capturas fueron cinco. Una tras otra. 

El flote mientras tanto trabajaba con lidera de 12 pies ahora y terminaba atando una Dragón articulada Olive, con un 5 x. La técnica…a deriva natural y al profundiza… tomaban  muy suavemente.  

Sebastián Pagano, al vadeo, dividió el río en pequeños sectores. Así pudo trabajar cada sector con ninfas. Las capturas llegaban, a escasos metros del hilo del agua. Las capturas fueron siempre, mas pequeñas que las obtenidas con Stremaers.

A mi…me seguía manteniendo en trance, mis manos y cada fibra de mis músculos lo disfrutan intensamente. La mente en estado de vigilia… en trance . Decenas de capturas se soltaban de mi línea hundida. La Helios de 9,5 pies denunciaba el ataque de una tras otra.

Me posiciono en un extenso run. Marcada línea verde en curva…lanzo a la principal y dejo hundir con 150 grains de peso. Así, mí  Scientic Angler Wets Tips Express,  hace trabajar sobre mi cónico leader, una Dragón Articulada Verde oliva y naranja. Momento inalterable en mi memoria…el impacto de la Arco Iris de un kilo doscientos que libra batalla en la unión con la secundaria…y baja. Baja ayudada por la corriente y perece saberlo. Sus enormes saltos ponían en jaque mi  4x. Finalmente…logro hacerla a mi copo, cuando la libero. Sus músculos se tensan y mi mano lo nota. Escapa rauda al verde fondo protector y el libre.

Un río de generosos frutos. El frío de la tarde nos intentaba alejar de las sombras…del húmedo vadeo, pero el pensamiento de lo efímero de este río, la breve y siempre poca temporada pescable… nos presionaba a un cast mas, buscando hacer eterno el atardecer entre las montañas . END



Autor. Jorge Aguilar Rech.
Fotografía: Jorge Aguilar Rech
Edición: Jorge Aguilar Rech
MDM Copyright 2010

Río Grande. El Río de la Luna.




San Luis... de verde manto. Perfume de mentas, hinojos y hierbas buenas. Con pinceles de cortaderas... la sierra pinta el cielo,  con manos de viento.


Las cosas aquí... pasan diferentes, distintas... a otra intensidad, otro pulsar. Cada lugar que he pescado, comprendí que vibra, se expresa de un modo distinto. Su elemental, su existencia,  es única e irrepetible. Los páramos andinos... salvajes y secos, confundidos con el soplar de la kena del viento y el brillo de la roca.  El litoral... enardecido de vida y terracotas, donde todo es ritmo y magnificencia.  La amada Patagonia, donde la fría roca cobija con mantos de agua, a las truchas mas bellas del planeta.  Donde cada reflejo de vida es apreciado tesoro que triunfa de la blanca muerte del invierno. La sierras centrales donde duerme San Luis, se expresan como un manto perfumado de aguas silentes, casi mudas. La vida aquí es poesía del saber. Ninguna trucha, es ingenua. Todas saben, ven y sienten. Su instinto de preservación desarrollado al máximo.

La causa determinante... la fluctuación descomunal de los flujos hidricos, que diezman y a la vez... renuevan los ciclos poblacionales. Estas truchas tienen un gran predador... su propio río.

Tan cerca de cualquier destino...partimos una madrugada. Como rutina de penitente, al cuerpo nervioso no lo acompaña la mente inundada de sueño, cansancio e ilusiones.

La luna  nos miraba el partir. Horas mas adelante el sol, abría el escenario de la sierra buena.
La tranquera de la estancia de Don Perez, nos daba fin al viaje. 

Hombre de pocos saludos... Don Perez, mirada baja y casi imperceptible; nos daba la bienvenida entre sus chapas, pollos y gallinas. 

Sebastian Pagano, Jorge Barranco y yo... nos adentrábamos en la preparación de la segunda etapa del llegar. Una caminata de una hora por los arroyos y hacia el río.  

Listas las mochilas y los chest, iniciamos la caminata. Era como abrir las primeras hojas de un libro. Libro de aromas, texturas, sonidos y vistas increíbles. Cada rincón era cobijo de una escena bella. 

Los minutos se hacían huellas, las huellas se hacían paisajes y los paisajes amigos. Caballos y vacas, nos flanqueaban el camino. La huella apenas lucida de los hermanos del río.

Langostas, escarabajos, hormigas, libélulas y sapos... la vida estallaba por doquier, y a nuestros pies.

La vista desde el alto nos prodigaba  un río esplendido. Con los extensos pooles de siempre. Los que desde arriba, nos mostraban las enormes truchas en su vientre de granito y arena.

Aquí... apostados como centinelas, preparamos nuestras lineas y tippets. Planteamos estrategias. Jorge no pescaría. Su pasión por las capturas visuales hoy... podía mas. 

Sebastián, provocado por la enorme cantidad de terrestres en el ambiente, tomaría la estrategia de pescar con secas. Alargando el leader... a unos 9 pies y llegando al limite de su vara. Personalmente... y advirtiendo la enorme cantidad de efemeras, opte tomar la estrategia de pescar con ninfas. Mi leader por consiguiente era mas corto y de fluoro carbón de 6 x. Separados por apenas unos metros... comenzábamos a pescar.


La estrategia planteada por Sebastian quien, a estas alturas conoce a la perfección estos ríos fue...  pescarlo, unos 300 metros río arriba para luego, bajar desde el punto de partida... río abajo. Así lo hicimos. Pozo a pozo, flat, run... cada uno de nosotros, iba guiando al turno. Mi momento de trabajar un pozo exquisito, fue guiado por Sebastian. Agazapado al máximo, me aproximo a un gran roca de granito que me parapetaba y escondía de la vista del pez.  Al pozon... le entraba una corta corredera por la izquierda. 

Los ríos en San Luis se pescan río a través, es decir... tirar a la corriente en caja... con un mend  pro activo hacia arriba y , derivar la mosca unos segundos. Produciendo un drag.  Al tensarse la misma al final de la corredera o en la cola del pozo... detona el ataque de la trucha.

Así... agazapado hasta las mejillas, realizo este movimiento intentando que la trucha no me viera. Pasaron 3 intentos, cuando la gracia de la tensión, dio en mi tippet 6x.  Los brazos al cielo cambiaban mi ritmo cardíaco furiosamente. La trucha saltaba sin parar. Corría bajo el pozo, intentando buscar el refugio cortante de alguna roca. Pero esta vez... y solo esta, logre tomarla por asalto y llevarla a un lecho arenoso del río abajo. Así... mis manos la hicieron libre. Mi Pheasant Tail BH # 14... dormiría en mi patch de cordero.

Sebastian festejaba de pleno y su alegría, agigantaba mi ego... a falta de gramos en mi captura, de apenas unos 500 de carne y escama.

El cielo claro, apuñalaba con el sol y se coronaba a veces, con decenas de jotes, sobre nuestras cabezas. Concentrados en el ocultamiento, en la presentacion y en el sigilo... me encontraban doscientos metros río arriba, con una excelente Arco iris de aproximadamente 900 gramos. La corrida consecuentemente buscaba la corriente arriba y alguna roca cortante que la liberara. A segundos de la liberación, mostraba su quijada prominente de macho de unos dos años.

Ya convencido y complacido por las capturas, Sebastián me seguía de cerca con las suyas. Posicionado en un extenso rifle, lanzaba río a través. En la deriva, casi al final de la estructura... era premiado con una tomada excelente. Su Soft Hacke, sutil y delicada... fue tomada violentamente por 1000 gramos de pez. La batalla en la escasa profundidad del rifle, le hacia sacar el lomo completo de la corriente.

Las fotos de Jorge Barranco nos capturaban, y nunca nos devolvían. Jorge... pescador de recuerdos, capturador de instantes, quien a veces deja su vara y la transforma en maquina digital.


Las horas eran plenas y las barras energizantes fueron pocas.  El hambre ganaba y la tradición en nuestro grupo es la obligada paella en el río. Sebastian en los quehaceres, con sus minúsculos elementos técnicos culinarios, nos deleita con mariscos y arroz al mejor estilo valenciano. La vitamina B12 es importante en el proceso del metabolismo, cuando nos presentamos en los ambientes.

Una vez alimentado el cuerpo... la segunda etapa de la tarde mostró actividad escasa. Una serie de tres Arco Iris de mediano porte agraciaban la vara de Sebastian. Por mis pozos... una enorme trucha me arqueaba la vara, y me ganaba en la pulseada sutil... bajo el fijo cómplice de una roca. Se hacia libre y equilibraba el instinto. 

La búsqueda continuó... durante unas horas mas y al limite de la penumbra... y casi esquivos, emprendimos el retorno al puesto. 

Complacidos por las experiencias, felices por estar ahí... a tal punto que los kilómetros, las subidas y bajadas, las resbalosas pajas bravas, no nos diezmaban ni callaban el dialogo. La luz... la brillante luz de la luna, me inspiraba el pecho para silbar una zamba de Don Atahualpa. Un himno en notas de la felicidad. END



Autor: Jorge Aguilar Rech
Edición: Jorge Aguilar Rech
Fotografía: Jorge Barranco
Video: Jorge Aguilar Rech
Musicalizacion: Atahualpa Yupanki
BROWN TROUT ARGENTINA
Copyright 2011

Cuando San Luis protege sus ríos.



Ese magnífico lugar del que hablamos siempre, cada uno con su historia y sus matices, nos llena el alma de satisfacción y la vara de emociones...el río.



El río... arteria de vida de nuestro único hogar, la tierra. Mecanismo de transporte que suspira vida por kilómetros. Vive y piensa.  Sabio por naturaleza. Es viejo, y está lleno de historias.


El tiempo corre por el agua milenaria que lo llena. En su vientre... eterna vida que se renueva, calmo y dinámico. Estandarte del equilibrio dinámico.


Mientras  pensamos en su rivera, cuando estiramos las líneas, él... escurre. Desgastando la roca, consumiendo lo inerte de la química, para volverlo nutriente de la vida.  Reacciones, intercambio entre la roca el agua, el aire y la vida, interacción dinámica.



Esto es solo un vistazo tan pequeño como un grano de arena en su lecho; se trata de algo más. Lo importante es conocer de qué se trata. Es ahí que, cuanto más compenetrados estemos, más lo queremos y más lo cuidamos. Es este el objetivo, un deseo de aquellos que queremos mejorar no solo la calidad de nuestros peces sino, proteger con amor, un recurso.


A esta altura, en los ríos he visto mucho daño, basura, maltrato a los animales, truchas muertas, siembras indiscriminadas de alevinos. No solo se trata de vedar un ambiente, no solo se trata de sembrar por sembrar, no solo se trata de solo permitir la captura y devolución o el anzuelo sin rebaba. Se trata de compenetrarse y educar, respetar las leyes vigentes y reglamentos principalmente. Pretendiendo que el intervenir, con un sustento científico y una base consolidada, de por resultado, el crecimiento, ajuste y perfeccionamiento de las normas... año tras año o cada periodo de tiempo razonable que permita un manejo del recurso racional y sustentable. 

Hablemos... de la Provincia San Luis, República Argentina, mejor dicho que se hace en San Luis. 



La Asociación de Pesca con Mosca de San Luis, tiene un objetivo común,  mejorar la calidad de pesca, recuperar los ríos, educar, promocionar una actividad, tratar con respeto a los peces, estudiar los ríos en busca de una respuesta que en un futuro cercano, por ejemplo, permita o no quedarnos con un pez, quien quiera quedarse con él, o pescar y devolver cada una de nuestras capturas.


En San Luis se trabaja en esto, se marcan truchas, se prohíbe la captura, se permite pescar de manera deportiva. San Luis tiene calidad de pesca superlativa.


El manejo es muy importante. Por años un río conocido por sus grandes truchas, quedo devastado, por el hombre y la naturaleza. El barrido potente de crecidas de más de 25 metros de altura, dejo toneladas de  peces muertos. Sumándose a las violentas creces, sequías extremas. Estas acciones indiscriminadas, devastan grandes poblaciones.


El río, se limpia solo y equilibra su población. El hombre con malas intenciones, o simplemente  ignorante, aporta sus granos de arena, furtivismo, contaminación y siembra indiscriminada. 

Hoy... el principal río de la provincia, el Río Grande de San Luis, está siendo tratado de manera responsable, con el fin de cuidar las salubres truchas que tiene este río. Hoy hay un severo control, y un Reglamento de Pesca vigente, que tiene que cumplirse.


El objetivo es estudiar unos años el río para después, deliberar y realizar nuevas reglamentaciones, mejorarlas solo en función del río, para mantener su calidad. 



Este trabajo está a cargo del grupo de guardapescas, del programa de medio ambiente y recursos naturales de la provincia. Entre esos guardapesca, un número de pescadores de la APMSL,  que recorren permanentemente el recurso, proveen el carnet anual, a lo largo de toda la provincia.


Uno de los avances mas notorios que influye directamente en la educacion, es la instalacion de carteles que le informan y advierten, al pescador de la ley vigente y de la intención del estado o sus funcionarios de proteger. Se hayan en manera vasta y suficiente. 



Pescar en San Luis es un placer. Si bien es un destino turístico por excelencia a nivel nacional, la gestión de sus actores de control, es buena, comprometida, responsable y que solamente busca el bien común.  Un río nos pertenece a todos.   END


Autores: Sebastián Pagano y Jorge Aguilar Rech
Edición: Jorge Aguilar Rech.
Fotografías: Sebastián Pagano.
BROWN TROUT ARGENTINA
Copyright 2.011.