Pensamientos junto al río.

Fin de la jornada...












Mis pensamientos se enfrían. Mi frente se apoya en el vidrio del viejo colectivo. La mente recorre los momentos de ese día. Este...un momento más mientras el sol... apenas recorre con sus brazos, la silueta de la sierra.  Anunciando en el horizonte, un día menos en la tierra.

Pienso... mientras el agua brilla en un dorado intenso. Se oscurece entre las sombras de los sauces en ese cuasi eterno, lento y  sinuoso recorrido del río, que se insume en la roca. Se aletarga en el tiempo;  se absorbe en el horizonte.

Momentos que se anclan en alma...en la mente. Se adhieren a mi corazón ermitaño para siempre. Lleno de historias en el alma, para contarlas a mi regreso. 


Ahora... mi caña duerme. Después de la jornada.  Las truchas, el aguas... los brillos y sombras, no dejan que descanse; aunque me encuentre en paz. 

Me relajo por completo y cierro los ojos para soñar. Me aferro a mi caña, sellando la alianza. El cansancio nos gana a mi vara y a mí. END





Autor: Sebastian Pagano.
Edición: Jorge Aguilar Rech.
Fotografía: Sebastian Pagano.
BROWN TROUT ARGENTINA
Copyright 2011 ®

Un Raid Fishing Patagónico.



El intentar recorren la mayor cantidad de escenarios patagónicos en un corto periodo, no llevó al sur, Provincia de Neuquén, República Argentina. Un veintitrés de Enero de 2.011, nuestro viaje comienza. 


San Martín de los Andes...  40 grados, de calor. Increíblemente alto registro... para la Patagonia Argentina.

Nuestro primer destino ... el  Lago Hua-Hum pasando por el Machonico, con rumbo al Río Filo Hua-Hum. Camino que, al oeste nos permite percibir la comunión de aguas. En esta mixtura de ritmos, el río y el lago, se nos daban decenas de capturas de Arco iris pequeñas. Caía la noche en el borde de la tarde, cuando una Marrón de un kilo y medio, ataca la fea Foam Spider. La titánica lucha que me brindaría la trucha, me permitirla apenas, arrimarla a la costa, para tenerla segundo en mis manos y, devolverla al vientre acuoso rápidamente.

El destino próximo, fue el Pichi Traful. Al cual... lo navegamos con float. 


El lago Pichi Traful, sorprendentemente nos recibió con malos resultados. Su alta temperatura, dio por tierra las historias de  grandes capturas. Otro factor importante y no menor en estas circunstancias fue la gran presión de pesca evidente en el paisaje. Paisaje desordenado, sin llegar a apocar la naturaleza la desdeñada impronta humana  paisaje.

Con la carta geográfica en mano... continuamos viaje hacia el norte. Nuestro próximo punto de pesca fue el magnificente Collon Cura. Aquí... Mauro, uso unas pupas que le concedieron numerosas capturas. Trabajadas muy a fondo nos daría captura tras captura. Sin invitación tomaban decenas de Percas.

Cuando las palabras, se nos hicieron pocas, los adjetivos escasos y un mutis del habla para dejar al alma que se regocije, nos percatamos que habíamos entrado en la Pehuenia. Dios, pinto estas tierras de Araucarias, interrumpiéndolo solamente para reflejar el cielo limpio con el  Moquehue y el Alumine.


En tierras de los Mapuches, pescamos sus cinco lagos. Nuestras varas se arquearon con fornidas Fontinallis. Todas...  nos daban por satisfechos. 

Villa La Angostura nos daba alojo. Como forasteros... nos daba abrigo y nos ofrecía sus frutos foráneos; sus truchas.  Servidos en el Río Railen. Aguas Mapuches... con escamas extranjeras. Aquí, pescamos a trucha vista . Grandes capturas nos esperaban ansiosas. Lanzamientos Up Stream con minúsculas ninfas en anzuelo #16 y lideres de 14 pies.


El Litrán... también, nos esperaba con un nuevo desafío. Pescarlo con pupas. Mauro, aceptaría este reto. Tres truchas de un kilo y medio,  le daban el honor y la satisfacción. Le cerro la jornada, una trucha enorme que le cortaría tippett y lo dejaría tembloroso, mientras tomaba el azul del veril profundo. Mas de tres kilos en franca huida.


La pupa elegida, había hecho estragos en relación tiempo - trucha pescada. Su celeste brillante, había sido contundente.

Personalmente, y en honor al tiempo restante, me sedujo... mientras Mauro pescaba el Litrán...el magnifico Río Alumine. Al llegar, desde el mismo puente, una marrón esplendida, subía. Tomaba suavemente...


Mi Wolly-Bugger amarilla, fue totalmente descartado. Ella... única y altiva, decidió que estaba mal atada, la despreció y se fue.


Así... se iban las últimas horas del atardecer patagónico y el sol penumbroso... ponía fin al raid. Le daba fin a nuestro ímpetu. Los  cientos de recuerdos quedan a flor de boca para ser contados entre los amigos que se quedaron en casa. 


La truchas, las moscas, el viento entre las araucarias, cada uno de sus puentes, el rugir de agua...siempre serán recurrentes en nuestros sueños.END



Autor: Sergio Vicente.
Edición y Contexto: Jorge Aguilar Rech
Fotografía: Mauro Ink y  Sergio Vicente.


BROWN TROUT ARGENTINA
Copyright 2011.

La Lagunita Grande de la Quebrada.



La Lagunita Grande de la Quebrada es un pequeño espejo. Labrado por los sueños... surcado por las manos de un hombre y su familia, los Bobadilla. Ubicado a orillas del Arroyo del mismo nombre, el las tierra de Uco. Su condición, de aguas calmas y su pequeñez, no desmerece su bondad al brindarnos experiencias con secas, ninfas y terrestres. En contrapunto del paisaje, al bravo arroyo... el espejo se presenta calmo, inmóvil. Rodeado de sauces, pimientos, cortaderas y pastizales que nos silbaban notas, cuando la brisa sopla.



Descansa ella, casi suspendida,  en la Trucha Tranqui. En sus aguan dormidas, patrullan Arco Iris de un pormedio de 1,500 kilogramos, de colores furiosos que denotan su marcado sentido territorial. De estirpe Patagónica, propinan una batalla muy intensa a la hora de la tomada.

Ese día... salimos en un viaje de pocas horas con la media mañana encima. Enero, nos azotaba con sus temperaturas altas. Intentábamos hacer mas pasable... este mes solitario de amigos. Camino al Manzano Histórico, el cartel de madera, nos daba sitio al lugar.


Ya en la cabaña dispuestos, un corto almuerzo nos reponía energías. A metros de ella rugía el arroyo, el cual... avanzado el medio día...  nos recreaba en sus aguas. Estas costas poco pescadas, se despliegan mas anchas, relajadas y con abundante caudal. Ya... a estas alturas y sospecho que a causa de una intervención laboriosa, el borde del arroyo no tiene Rosa Mosqueta. Su abundante forestación, da habitad a Stones Flys Notoperlas, algunos Tricópteros y Efémeras. 

Posterior a la entomología, denotamos que la temperatura era óptima.... marcando unos 9,5º C. Haciendome de esta data, cargue mi spool con una linea Level #6 en mi vara 4. En su finalizacion un brider torcionado Duck Máster de 5 pies y un tippet 5x fluorocarbon. Una Pheasant Tail en alambre #14 trabajaba a deriva natural.  En los pequeños pozones, en las colas de correderas, en los rifles diminutos.... las Fontinallis y Arco Iris prestaban tomada a la mosca. Las capturas sumaban decenas en un promedio de 400 gramos. Siendo las 17:00 horas, subimos al limite superior de la costa, y nos dirijimos por la senda repleta de mentas y tomillos hacia la lagunita.


Si pausa, cambie de vara. Optando por  una Mid Flex, de 9 pies. La misma me daría el poder necesario para poder presentar mi mosca a  unos 25 metros. Lo cual, al transcurrir de las horas y las capturas, me daría cuenta que no seria necesario.  La lagunita me mostraba la pintura de un espejo planchado que todo lo reflejaba. Las Dragon, zumbaban eléctricas entre las cortaderas y juncales. Emergencias de Plecópteros en forma permanente. Terrestres caía al agua casi coreograficamente...  lagostas, grandes arañas, y entre los juncales...decenas de exo esqueletos de Dragons. 


La decicion inicial fue, trabajar con secas a largas distancias. Mi spool aloja entonces una Scientific Angler Air Cell #4 con líder de 12 pies y un tippet de 6x de mono filamento. La mosca elegida una CDC Dun en #14. La misma posicionada a unos 10 metros es tomada por una Arco Iris tonalizada de rojo furia, la que salta un puñado de veces. Entre las lamas de la costa y la profundidad....logro tomarla para devolverla.  Las Langostas Parachutes, las Caddis... todas cumplieron su engaño.


Nicolás, arqueaba la vara con otra captura. Estaba trabajando con una mínima Bitch Creek en alambre #14. Un macho de 1,600 kg. le daba una interesante batalla. Luego de unos minutos y una sensación de felicidad y nerviosismo, logra liberarlo exitosamente.


Marcelo, principiante... estrenaba su vara con tres capturas seguidas. Su mosca ya desarmada... había sido una Langosta Parachutes. Su suerte de principiantes seria la responsable de cinco Arco Iris tentadas. 


El cambio de moscas, me llevo a observar una araña particular. ella me invito a atar al tippet, una Chernobil Spider en anzuelo 14, roja y amarilla. su resultado fue increíble. No hizo mas que contactar el agua que... dos Arco iris juntas subieron a tomarla. La explosión del splash rise me dejaría en ese momento con las manos vacías. Tendría entonces que cambiar de posición y mosca para volver a tentarlas. 


Durante toda la jornada, la transparencia del agua, nos obligo a trabajar agazapado y en lo posible... oculto. Las truchas percibían nuestra parecencia y se ponían muy duras a la hora de ser engañadas pero, su memoria resultaba ser muy temporal. Deberíamos cambiar de mosca y presentación. Así tomaban. 




A ultimas horas de la tarde, caían la sombras de la noche. Realizaba las ultimas presentaciones cuando comencé a percibir un hatch masivo. El agua parecía hervir. Un macho de quijadas prominentes, tomaba mi Chernobyl Spider # 14 con tal voracidad. Era la hora de alimentarse. La mosca había sido tragada entera. El forsceps, logro liberarla de la misma y así, devuelta al agua.


De regreso, por la misma senda... ahora distinta, entre las sombras de los sauces, el silbido de la brisa de la tarde y el perfume de las mentas; nuestras anécdotas hacían el eco en el silencio. END


Autor: Jorge Aguilar Rech
Fotografía:Marcela Villar/Benjamín Aguilar/
Pablo Aguilar/Nicolas Aguilar.
Video: Nicolas Aguilar/Benjamín Aguilar/
Jorge Aguilar Rech
Edición: Jorge Aguilar Rech.
BROWN TROUT ARGENTINA
Copyright 2.011