La Ética del Catch


La ética en la captura es una caracteristica... un matiz, un tinte, que nos define como mosqueros. El trato respetuoso de pez, la carencia de crueldad en su manejo del mismo durante la captura, es por más, una caracteristicas de los perscadores con mosca de esta generación. Más alla del criterio a seguir por cada uno en la devolucion acorde a reglamento.
Cuando hablamos de salmónidos en Argentina, debemos... principalmente compreder que hace, un sujeto de esta especie, en estas australes aguas. Porque, y para que, fue introducida en estos páramos, nuestra grandiosa trucha.
Y... al hablar de introducción, reflejo entonces , su calidad de especie exótica. La cual fue manipulada indudablemente con fines deportivos, de recreación y turísticos. Y lo que mi simple lugar de observador me indica, que toda especie foránea, produce siempre un impacto negativo en las nativas.
Lejos esto de cuestionar las épocas donde se plantearon las primeras introducciones y, el hecho de producir un fenómeno de transformación, con este acto de introduccion , el cuál era valido y sobre todo poseia una gran vision de futuro que, sin dudas ponderaba superlativamente al criterio ambientalista del asunto.

Nadie, al día de hoy duda en el mundo, de la calidad de los ambientes, la sanidad y la biodiversidad que posee nuestro país. Grandes rios, técnicos arroyos, lagunas, lagos y diques; todos no tan cerca y no tan lejos.

Pero, con que ser... con que estimado compañero de juegos compartimos horas de rio; horas de viaje, dias de desvelos...
Personalmente pienso que la trucha es un animal fabuloso. Desde la lírica de su vida, su extremado y refinado instinto y sobre todo la belleza incontenible que lo envuelve. Los paisajes que se generan en sus habitats, las peleas que brinda, el sigilo y la quietud interrumpida por la descarga de adrenalina, sin importar tamaño. Por eso creo que encontramos un ser especial... único...digno compañero de aventuras.



Por otro lado ...comprendo que no es sin más....que un gran predador, un gran estratega, que quizás en pro a su subsistencia, desarrolle a traves de los años , complejas estratagemas de supervivencia. Quizás ahí radique nuestra fascinación de mosqueros, quizas sean tan similares a nosotros.
Cuando una captura nos involucra en ese impulso neural de éxtasis, me sobreviene la sensacion innata de la devolución. Y si bien esta es un desicion personal e incuestionable, me pregunto... que es la devolucion... porque....para que. Devorver.... es salvar a una trucha, preservarla para el futuro... tomar algo de este increible cuadro natural solo para observarlo y conservar su inmaculada sanidad eternamente. O simplemente librarnos de la angustia de su sacrificio y sufrimiento infringido. O simplemente no verla morir ahí, en nuestra manos, pero quizas muera en otra parte.

No es un tema de vida, pero tampoco de muerte. Es un tema de ética en el manejo de la captura primeramente. Y hablo de ética pasando por sentado todas y cada una de las recomdaciones que , el Decalogo del Tratamiento Respetuoso del Pez Capturado, recomienda.

Pero cuando el flyfisher...en cumplimiento del reglamento, decide liberar. Esto, adyorna una serie de conocimientos incorporados en el pescador que le dan, la facultad de decidir en esos segundos de captura, adrenalina y pericia técnica...a quien libera y quien no.
Un desconocimiento de las técnicas de devolucion, es muy implicante a la hora de devolver un animal al medio. Quizas hasta sea cruel... dado que ese mismo animal agonizara por horas hasta encontrar la muerte.

Jamás debemos olvidar que no podemos hablar de una captura y devolucion sin daño, sin dolor y sin estres ni impacto. Sino que debemos concientizarnos de que, esta actividad debe provocar estos efectos en la menor medida posible.


Muchas estadisticas europeas y americanas indican que la pesca con mosca produce un 2 % de mortandad en un total de capturas devueltas, pero estos estudios...estan basados en un práctica acorde de Release. Cuando esta misma técnica no es correcta, ese índice aumenta superlativamente. Un daño físico en la trucha podría no traducirse en algo evidente a simple vista, pero si por ejemplo en stress, en un ataque bacterial e incluso provocarle la incapacidad permentente de afrontar una correntada. Cosa esta que en el ámbito de un río... es mortal.

Cada pescador que ha optado por la captura con devolución, tiene sus propias razones y seguramente posee fuertes y poderosos argumentos para ello.


El catch & release o captura y devolución surge... intentando recuperar un entorno que a futuro cuente con la mejor clase de pesca en un ambiente natural , con truchas salvajes o truchas asilvestradas, como es el caso de nuestro país.

Para que una trucha llegue a su estado de completa madurez, han de transcurrir entre 4 a 6 años de su vida, y sólo en este momento su herencia genética se convertirá en un aporte importante al medioy a la especie.

Investigaciones sobre este tema han demostrado que de una producción de 900.000 huevos, entre el tercer y el octavo año de vida la mortalidad arroja una unas 1.400 truchas con aportes genéticos de importancia al momento del desove. Estas últimas sobrevivientes del “proceso de selección natural”, están en constante peligro de ser capturadas por predadores con el propósito de consumir su carne. Es decir tenemos una tasa de crecimiento 1,15% ap con eficacia genetica destinada a mejorar o mantener linaje.




Esta porcentaje muestra un destino poco alentador, para que se cumpla el anhelado sueño de volver a observar grandes truchas alimentándose en la superficie de arroyos con pequeños insectos durante largos periodos del día, se requiera de nuestro propio sacrificio, quizás

Para lograr este objetivo debemos estar dispuestos renunciar a matar, a contaminar, a perturbar el ambiente. Pero a la vez, comprometernos a trabajar con el propósito de lograr regulaciones acordes a este objetivo. Estas regulaciones no se ajustan solamente a la reglamentacion sino por medio de un importantisimo estudio y manejo del ventos. ese estrato que sustenta a toda la masa devuelta y/o en desarrollo. Quizas... sea la hora de crear granjas de nativos y no de exóticas. Quizas sea un sueño ...el ver granja de pancoras ... de Otunos... de Scud.

Que pasa entonces con un ambiente de truchas devueltas por años, en donde el sustento alimentario puede sostener un determinado número de individuos. Inminentemente se activa un mecanismo de superviviencia ancestral entre los poiquilotemos. que es inicialmente la reducción inefable de su masa corporal. La trucha entonces no muere...pero si pierde calidad e interes deportivo.


Por otro lado , pensamientos como el Catch and Kill o ... de Muerte Obligatoria (con disposicion de Cupo), estan tomando auge en el primer mundo. Estos pensamientos y politicas de manejo del animal no son nuevas...pero si distintas, dado que son el camino antitésico de lo planteado hace unos años atras. Según los Suizos, por ejemplo, cada jornada de pesca pretende la intrínseca intención de apropiarse de uno o varias peces, esta apropiación conyeva obligatoriamente al sacrificio sin sufrimiento del animal y hasta llegar al cupo autorizado. Es decir que si la salida pretende ser una jornada de release, no es apropiado por el sufrimiento que al animal se le infringirá.

Personalmente,antes de armar mi equipo me preocupo unos minutos para evaluar el potencial de las capturas del río...del lugar; así y sólo así... puedo armar mi numeral de bara. Esto me brinda una seguridad. El animal no se estresará con el manejo de una bara inadecuada.
Considero que debemos ser éticos, respetuosos de la reglamentacion vigente, exigiendo activamente estudios cada vez más completos de nuestros habitats, para que sepamos a futuro si estamos hoy, haciendo lo correcto. Pero también la ética pasa por comprender la actividad en un ámbito general. Sin fanatísmos sino, con un compromiso de conocimiento y rigor cientifico.
El aprendizaje de la técnica del Realease, lleva muchos años. Además de un equipmiento oportuno y una permanente adapción a las infinitas circunstancias . Pero , creo ... que estámos ante una generación que ha cambiado la canasta, por la cámara digital. Definitivamente una sana práctica para el alma, nuestro ambiente y la esperanza de etermnizarlos. END

Autor: Jorge Aguilar Rech.
Fotografia: Pablo Pérez, Jorge Aguilar Rech y Pablo Cortijo.

Mi padre y el río.

Sus pies cansados acarician el sendero que el mismo dibujo desde la cabaña hasta el rio, con un sombrero lleno de moscas, un baston en la mano, y una vieja caña de bambu en la otra casi tan torcida como su espalda, pero con tanta historia compartida.


Conoce tanto el paisaje que lo goza paso a paso sin necesidad de levantar la vista.


El sonido cada vez mas fuerte del agua parece que lo llamara a disfrutar de sus encantos y sigue su lento andar, sin pausas, transita el campo con su cuerpo y el tiempo con el alma.


Cuando llega a la orilla de su tan amado rio, su figura cambia, se lo ve mas erguido. Su pecho hinchado por un gran suspiro le levanta los hombros y una brisa le cambia la expresion de su cara.

Si hasta parece que toda esa vida que lo rodea se le mete por los poros.


Se sienta sobre una gran roca y observa todo, esta quieto, solo sus ojos se mueven buscando el origen de cada sonido y por dentro...por dentro una revolucion de recuerdos le hacen bailar el alma, eclosiones, truchas y luchas.

El sol cae tras de los arboles, mira su caña de reojo con un gesto de ¿te acordas?.


Sobre la otra orilla y debajo de las ramas de un ñire, una trucha sube a alimentarse. El la observa por largos minutos y luego , sacandose el sombrero adornado de moscas, elige una con mucho cuidado y asiente con la cabeza, como diciendo... esta, esta es la que anda, y sigue mirando el agua, aquella trucha, la eclosion, los piques y las luchas, sintiendo todo y haciendo nada.


El sol ya se perdio tras los arboles, vuelve a prender la mosca en su sombrero, justo donde estaba se lo pone bien calzado, hasta la marca, toma su baston, su vieja caña de bambu, tan torcida como su espalda, que todos los dias lleva y hace tiempo que no arma, y emprende el viaje de regreso a la cabaña. Con mas vida, con mas fuerza, con mas ganas porque acaba de pasar otra deliciosa tarde de pesca y ya piensa en la de mañana.END


Dedicado a un gran amigo...mi Padre.

Autor: Juna Pablo Garcia para Brown Trout Argentina.
Compaginacion: Jorge Aguilar Rech.




Río Mendoza. Las últimas Arco Iris de la temporada.

Sabíamos que era la última salida al Río Mendoza dique arriba de la temporada. La sensación... de un amigo que parte justo, cuando la celebración estaba en su punto máximo... es inevitable. Sabíamos que sus aguas pasan hoy, por su mejor momento. Pero la premura de los salmónidos por atender el llamado de su genética lo hace, indudablemente un momento fructífero ...pero quizás inoportuno.
Juntos, con Andrés Diblasi... partíamos rumbo a las especiales aguas del río. Los relatos hablaban de zonas relevantes pero, decidimos tomarlo unos 7 kilómetros arriba del Dique Potrerillos.
La zona de la Curva, posicionamos nuestro Cero Point, cuando el GPS marco 32º 54 ' latitud sur y 69º 15' longitud Oeste.

Desde aquí...hacia río arriba, pescamos siempre, con técnicas indispensablemente a deriva muerta...up stream hasta meterlas en el pozo y, una vez ubicadas, tracción corta y rápida. Para que en escasos segundos tomaran.


Así... le di flexión a mi caña Orvis Helios 1005 # 4, armada con obligado flote, líder de 7 pies y tippett 3x con split shoot a 0,30 m del engaño. Fueron constantes las capturas con las plumas atadas en una honorable Teeny Nymph color natural. Una mosca inventada en el año 1.962 por JimTeeny, en East Lake, Oregon. Varios machos de excelente pelea se dejaron engañar por ella.

Andrés, cercano a mi posición... con la Clearwater 906 # 4... de similares condiciones a las mías, usaba una pluma Woolly Bugger sin cola...veterana de mil batallas, negra. La cual la experiencia... la había transformado en una maltrecha Wolly Worm. Los machos atrevidos, no se hacían esperar. Cada fibra de la vara lo sentía, cada fibra de mi brazo... las acompañaban.
La tarde nos brindaba un panorama rico en capturas... ansioso en los minutos de la tarde que se cerraba del acto final de la obra ...temporada; con machos de porte, sanos... viváces.

Nuestro adiós ...se desprendía en cada una de nuestras truchas...devueltas al río. END


Autor del Relato: Jorge Aguilar Rech.
Protagonistas: Jorge Chaine y Andrés Diblasi.
Fotrografía: Jorge Chaine y Andrés Diblasi.

El ascenso de las Truchas por el Rio Mendoza


Un ciclo vital comienza en estos días de Junio en el Dique Potrerillos y su sistema afluente. Cuando el solsticio de invierno se expresa... entre telones de sombras tempranas, bajas temperaturas y gélidas brizas mañaneras.

El ciclo de ascenso de los salmónidos ha comenzado. Nuestro Dique Potrerillos no es ajeno a ello y se entera. El único afluente y originante del espejo...el Río Mendoza, comienza a aclarar levemente aunque, su tono pardo persiste.
El paisaje es el mismo, las barrancas, los acantilados, los playones, los veriles.... Pero en el vientre de río... esta pasando algo. Es correr de los salmónidos es evidente. Se percibe en el aire, en el agua, en los colores...en las sombras del fondo del río.

Un domingo de Junio, inspirados por Manuel Linares, nos dirigimos con Marcela, Nicolás, Benjamín y Pablo, a la altura del Puente de Hierro del Antiguo Ferrocarril Trasandino sobre el Río Mendoza Arriba.
Nuestra llegada al sitio fue a las 17:00 hs p.m. Teníamos algunos minutos y fracciones para pescar. Así...concientes del tiempo... descendimos hacia la misma vera del río... armando los equipos raudamente y dispersándonos en distancias amigas.

Mi camino me llevo a escasos cincuenta metros bajo el gigante de hierro. Quien a veces murmuraba en su crujido de tablas y acero.
Ahí... una serie de correderas, me anunciaban en los ojos...truchas. El cast, up stream a unos 6 metros arriba ... a la corriente principal, con un mending posicionaba a la mosca justos en la costura de la cola de la corredera. Una linea Ear Cell de Cientfic Angler # 4 terminada con un cónico de flúor carbón de 7 1/2 pies en delicado 4x, juntos presentábamos una Zomker en alambre # 12. Siempre... sin éxito, sin toque alguno, sin pique.




La hora de cambio se avecinaba cuando... me introduje en la situación... de que las truchas estaban subiendo río arriba, debían estar agotadas a esta altura del camino...debía ofrecerle algo estimulante , irritador. Cambiando el mini streamer adoptado, por una mosca que en muchos ámbitos mendocinos me dio muchas satisfacciones... la Soft Hackle Wolly Worm. Un a ninfa atada en anzuelo #12, continué con la técnica pero al llegar al final de la corredera... recogía con pequeños tironcitos, lentamente.


video





Las sacudidas comenzaros de inmediato, cuando terminaba la corredera. Una Arco Iris de 500 g explotaba en pelea ...para entregarse inmediata. Parecía saber que seria devuelta. Segundos mas tarde la la sensible vara #4 de Orvis, TLS me estremecía y mi pecho se atrevía a gritar de alegría. Se había prendido... había sido seducida y engañada, una Trucha Arco Iris de ostentosa furia salmónida. Mientras disfrutaba la tensión de la Power Matrix, se escabullo hacia unos ramales hundidos de la corredera. Inmediata reacción me empujo a posicionarme mas adelante...paralelo a la captura, siguiéndola.


Así unos escasos minutos de pelea, se agotaron en el copo...era un hermoso macho de unos honestos 1.100 grs. Sus fluidos espermáticos estaban por todo el sector. Pronta fue la liberación en las aguas del río...en las agua de su vida. Así terminaba prematura la jornada. Ubicándonos en la bella experiencia, pero en lo importante del momento que hubiese sido óptimo mantener puro, sin presión de captura, sin la impronta humana del pescador.



Solo sentíamos una extraña sensación de felicidad, y un poco de culpa. Esperanzados como cobijo de un sueño en pescar dentro de unos años a sus hijos... en el mismo río. END




Autor: Jorge Aguilar Rech.
Fotografía y Video: Nicolás Aguilar .
Team: Pablo, Benjamín y Marcela de Aguilar Rech.

Valle Hermoso. La Brown Trout del recuerdo.

Ella... esta en mis recuerdos. No hay día que pase que no me acuerde de ese mágico momento. Un día de verano que se quedo guardado en mi alma de pescador... que vuelve de vez en cuando para ser revivido.


Una tarde perfecta, que fue capaz de encender aun más, la pasión por este deporte. Creo que existen esos momentos en cada uno de nosotros... los mosqueros; que quedan guardados en el corazón y son recordados de vez en cuando... por siempre.


Son esos instantes que no necesariamente involucran a la trucha mas grande, quizás es una más, en el registro de capturaspero, pasa a ser importante, por que hizo algo que nos lleno de adrenalina.Que nos hizo adictos.

No necesariamente la trucha sino, una tarde... el brillo del agua, las gotas sobre la línea, la lluvia sobre la cara, los pasa hilos congelados , el paisaje, en fin...la esencia... el alma del fly fishing. Todo eso que involucra lo técnico y lo poético fusionados. Enrredados entre pelos, plumas y líneas. Todo eso que ustedes bien saben ... hacen que un simple momento, se transforme en más que especial; en arte... en perfección.

Era una tarde de Febrero... sin duda en el lugar más hermoso de la Provincia de Mendoza, el valle que bien lleva su nombre... Valle Hermoso. Ubicado a 500km aproximadamente al sur oeste de la provincia, en el Departamento de Malargüe.

Ese día habíamos recorrido el Río Tordillo en casi toda su extensión y llegando la tarde seguimos la dirección del agua, para hacer los últimos intentos sobre el Río Grande Superior, dentro del valle Hermoso, como algunos llaman ...el fondo del valle. Las capturas se hicieron presentes durante todo el día y más aún durante la tarde. Aunque no superaban el kg, ya... era demasiado para nosotros. Estábamos satisfechos..., que más ... poder pasar un día en ese lugar entre viejos compañeros de pesca y mis mas grandes amigos... mi Padre ...mi hermano y Luis Peña, nuestro amigo.

No sabíamos por esos días que se volverían escazas las salidas en el futuro, por problemas de tiempo, y económicos. Pero si puedo asegurar que lo que hicimos, lo disfrutamos y que de vez en cuando volvemos a revivir esos tiempos añorados.

Las últimas horas de sol, parado a las orillas del Río Grande, frente a una larga corredera, en el extremo de mi tippet una mosca mendocina, la Bichon Fly, atada en anzuelo N° 8 cola verde oliva y naranja, cuerpo beige, shelbak de chenille verde, y legs en color blanco.

Un primer tiro me lleva a clavar una marrón más, un ejemplar que no superaba los 800gr. La captura y luego la devolución. Pero... algo presentían mis sentidos... el lugar era perfecto. Un nuevo lance aguas abajo. Pimero una corta deriva, después a recoger mi desprolijo streamer, en tirones cortos con leve pausa. Fueron pocos, cuando una nueva trucha toma mi mosca y me sorprende. Camino por la ribera sin ver al animal que tiraba más que con fuerza. Mi caña numero 8...mi primer caña, se arqueaba sin límites.
Después de caminar un largo tramo de río, la logro traer a unos pocos metros de la orilla. Corría el tiempo, y seguía sin ver al ejemplar. Fue entonces, que en un salto sorprendente se arquea a unos 50 cm del agua, mostrando todo el color y el brillo que caracterizan a las marrones. El grito de exclamación de los que me acompañaban... la imagen que se grababa en mi mente para siempre, cuando finalmente la logro manejar y la saco de su hábitat.
La observo y admiro su belleza, su tamaño, sin dudas hasta el momento... era la trucha más grande que había capturado.
Recuerdo que deje de pescar para acostarme sobre el suelo a mirar el cielo, las nubes, la cima de las montañas. Deje de pescar por completo. Un simple momento se transformo en especial, en ese arte... en esa perfección. Y puedo asegurarles algo, no tengo la menor duda, que es ese el día que mejor recuerdo... de mis 14 años. END

Autor: Sebastian Pagano
Fotografía: Sebastian Pagano /Jorge Aguilar Rech
Edición: Jorge Aguilar Rech