Las Truchas Fario del Rio Colorado Chile

Una tarde de tormenta... extraña casi mágica, los tono con realces de sombra naturalmente conformados... nos introducía en un particular entorno. Una mezcla irreverente, de lo profanado por la mano del hombre y la fuerza de la naturaleza para sobreponerse.

Estabamos ahí...en el Río Colorado, en la Provincia de Los Andes , República de Chile.

A kilometros del paso fronterizo Los Horcones Libertadores.

Paramos en un de los tantos paradores de la zona. El destino nos lleva por esos extraños designos... y de la incontenible necesidad de mojar plumas, en cada charco que refleja la luz del sol, confundiendolos por momentos con el salto de alguna trucha.

Armamos nuestras cañas, mientras contemplabla la imponente tormenta que hacia temblar el valle desde la Quebreda de Juncal.

Caña en mano empezamos a caminar hacia el este del río. Buscando tal vez algo puro, o ... al menos... poco profano; quizas, teniendo la esperanza de encontrar una grande... recidente. La pauta me la daba, la cantidad de pozxones de excelente calidad que había en el río.

El río Colorado es casi ignorado por la mayoría de los pobladores. No saben ni su nombre. Algunos lo confunden con el Río Blanco, que en realidad aporta como afluente, pero unos kilómetros mas abajo.

Geográficamente hablando el Río Colorado, es un curso de caudal regulado, típico río de montaña. Nace de las vertientes en la zona alta de Juncal, descendiendo raudo al Valle de Juncalillo, pasando por donde es endicado varias veces. Por ello lo hallamos en tramos turbio y en tramos transparente y con evidentes fluctuaciones de caudal. Los operadores hidroeléctricos convienen turnos, para no auentar la cota máxima.

La caminata comenzo temprano. Eran las 9:00 am cuando desayunabamos con un grato café francés y ayuyas chilenas para acompañar. Una peculiar mixtura de tradiciones.

Nuestros compañeros locales, nos llevavan la punta por unos metros. Habían hablado de la trucha fario del rio, de su pelea y fortaleza. Sabia en mi interior que estas brown trouts de río, eran muy fuertes, potenciando al máximo su genética guerrera, por el continente ambiental donde se ubicaban... un temperamental río de altura.

La temperatura era muy agradable, cercana a los 23 º C. Un viento cargado de ozono, del sector este entraba por el valle y nuestro pecho, susurrando la inminente tormenta eléctrica.

Moviendo las piedras... buscando el alimento de la Fario encontre, muchas cápsulas vacias adheridas a la piedra, tambien moscas y pulgones plagaban el aire.

Atando a un tiped 3x corto, una Hare Ear Rubber Legs, atada en anzuelo #6 lastrada, comence pescando a caña alzada. Agazapado, para evitar ser visto probe en en excelente pozón. Al no tener evidentes resultados... contunuo subiendo el rio... el estruendo de la tormenta cercana, me recordaba que mi caña era de carbono...un pararallos ideal.

Apresurado cambio la técnica y la mosca. El turno de la Tellico, mi preferida para estos ámbitos. A mi memoria llega una imagen de los más gratos recuerdos en el Rio Pircas. Atada sobre un mismo alambre #6 cae al agua. La mosca fue prominente...apenas toco la superficie una marrón tomo el engaño. La fenomenal corrida de la trucha, era descomunal en proporción a su tamaño. Una verdadera sorpresa de unos 600 gramos.


La furia del rojo de sus lunares era destacable y hasta a veces delator. Continuamos las capturas y los tamaños se repetían. Algunas arco Iris se dejaban engañar mientras la lluvia comenzaba a mojar nuestra cara.

La lluvia nos corría del río. Raudamente desarmamos las cañas y nos refugiamos en lugar donde habiamos armado el vivack.
La tormenta pasaba sobre nosotros. y se mezclaban nuestros relatos con los relámpagos y truenos. Los locales... habian utilizado algunas Prince Bead Head y Hare Hear, con buenos resultados.
Un río extraño... interesante por sectores, contrariamente a sus capturas vigorosas y sanas en todos los casos . Las dos especies, fario o marrón y arco iris conviven. La mayor proporción de capturas resultó ser la marrón. También, la más interesante, a nivel de corridas, combatividad y tamaño.
Es por último... una oportunidad camino a la costa, o de vuelta de ella... de mojar plumas, hacer un stop con pesca para amenizar el trayecto; una excelente alianza. END


Autor: Jorge Aguilar Rech

Rio Chubut. Las Truchas Olvidadas.

Por esas razones de la vida...estaba ahí. En Chubut, Puerto Madryn; hogar de la ballena franca, del Golfo Nuevo y, hogar del hilo verde esmeralda, que alojaba su ansiada concepción. Truchas de kilos... si. Marrones , Arco Iris. Esa noche, mi pensado... Río Chubut.
Eran las 5 de la mañana apenas, cuando el ánimo estaba ansioso de ver y empezar a pescarlo. Dos horas más tarde estábamos junto a él.


En la estepa central patagónica, abriéndose paso. Elegante y a trancos lentos ; serpenteando de verde esmeralda el paisaje. Un enorme cañadón rocoso, refleja su pasado geológico. La indiscresión natural, nos habla de erupciones volcánicas de más de 240 millones de años, halla por el período Pérmico. Hoy... el salvaje río, labrador del Chenoy; da generosamente sus frutos al hombre que lo endica. El Florentino Ameghino... un Dique ubicado a 180 km al Sur Oeste de Madryn . Desde aquí pasea, haciendo el recorrrido último antes de volcarse como niño, al Atlántico maternal.

Río Chubut... río mistico, solitario....olvidado. Y digo olvidado por que pocos mosqueros lo tienen en cuenta a la hora de elegir mojar las plumas.
Un río de caudal importante, los datos promedio arrojan 27 m3 por segundo. Una grandísima carga sedimentaria y a eso, debe su particular color verde. Sus aguas por cierto ...poco transparentes. Los Sauces, pastizales, verdes mallines y ocasionales álamos, se suman a un contorno ininterrumpido de barrancos que, dificultan el acceso a la ribera. Agragando un condimento a fly fisher, la dificultad técnica.


Comenzamos entonces a armar nuestras cañas, reeles y lienas. La caminata comenzo a las 7:30 am. Nuestro derrotero de piques, cortes y capturas recien comenzaba. Apenas leímos el ambiente y Murprhy rondaba nuestras mentes, me dí cuenta que la mosca adecuada no estaba en cantidad. Así comenzamos a ninfear cundo comenzo la serie de piques. Media hora de casteos y la primera trucha engañada y clavada salto del hilo del agua a unos 30 metros de mi. Dos veces de saltos acrobaticos me decia su calidad de Arco Iris. Mi caña en alto y tensa. La silueta que se contorsionaba, saltaba y corria me mostraba un animal de aproximadamente dos kilos y medio.

Su tercer salto de trucha experimentada le permitio ver quizas, mi posicion y , arremetio a favor mio librandose astutamente de la tension propinada. Soltandose triunfante. Demas esta decir las sensaciones que un pescador con mosca tiene cuando le pasa esto.

La segunda... unos minutos mas tarde, vendria para calmar la angustia. Pero despues de una pelea de diez minutos de pelea y a dos metros de la costa, se soltó del artificio. Era mas grande que la anterior... quizás llegaba a los tres kilos.

La desazón y el desánimo ante su extramada técnica , su agresividad y pericia instintiva de residente, intentaban desanimarme y por ratos ganaban, por cierto. Así ... después de dos pinchazos fulminantes más, estaba distraido... parado en una roca grande, arriba del curso del rio... recojo el engaño... un streamer , Bichón Fly Marrón , Naranja con Legs Blancas y a un metro y medio del agua salta una trucha emergiendo del verdoso lecho y toma la mosca clavandola ahi; en ese instante , es ese medio. Comienza una brutal corrida que me saca el running del carrete. Tres tirones muy fuertes y corto...

La lluvia intentaba calmar los ánimos... lavar las angustias, no se... Lo cierto es que me sentía cansado... amedrentado. Pero mi espíritu cobro fuezas y el Chubut se dio cuenta. en sus entrañas La proxima presa, fue engañada, pinchada y capturada. Era mas pequeña que las anteriores pero era enorme por el logro de tenerla, de vencerla finalmente.


Mi caña # 8 se arqueaba nuevamente, la lluvia me caia a cantaros y el viento que soplabra a unos 60 km por hora, parecian complotar para evitar esa captura. La temperatura del medio dia habia bajado y mi cuerpo lo esta sintiendo en la tensión de la lucha. Tenia bastante frio. La prufundidad de la lucha me susurraba : marron, marron, marron. Y asi entre unas algas de la costa logre despues de varios minutos alzarla a mi copo.
Había funcionado una de las moscas que menos fe le tenía. Una Woolly Bugger Naranja y Marrón, con ojos metálicos y cristal, tambien Legs naranja. El tipped 2 x , a fondo con líder de hundimiento rápido , impulsado por un shooting tapper.



Liberándola.... se liberaba esa ansiedad, esa angustia y el frío ya no importaba tanto.
La segunda marrón cambiaría definitivamente la tarde que avanzaba. Un poco más grande me invitaba a seguir en el juego de estrategia.
Esta... salió tambien de los manchones verde oscuros, y tomo la mosca casi en el aire. Un vigor extraordinario y una estrategia sobervia . Extrategia del instinto animal elemental qu estuvo a punto de llevarme al abandono.



La tarde... el cansancio, la exigencia del río y capacidad de las capturas; daban por cerrada la jornada. Un camino lleno de polvo y de historias ...conservan en mi ser para toda la vida las ganas de volverlo a pescar.END


Autores Sebastián Pagano y Jorge Aguilar Rech
Fotos y Protagonismo: Sebastián Pagano.

El Chinook del Rio Serrano.

Alberto Moscuen Seher, es un mendocino pescador con mosca. Nos relata desde el lejano Río Serrano en Parque Torres del Paine, Republica de Chile, la gran experiencia de capturar un Salmón Chinook en este principio de año.
El Rio Serrano se halla en la Republica de Chile, A surísimos ...si existe esta palabra. Nace en el Lago Toro y desemboca en el fiordo Ultima Esperanza.
Convocado por su hermano, a aquellos lejanos paisajes de Punta Arenas, Alberto a orillas del Río Serrano, aprovechando la inminete subida de estos gigantes especimenes, lo seduce la idea de pescarlos. Es el momento, el lugar, el día.

Los datos que tenía eran intimidatorios. En el río ... el record de capturas era de 43 kg. Armando su caña # 8 , línea y lider 5x, finalizada con una mosca armada por él ....enorme de casi 0,10 metros de longitud, montada voluptuosamente en un alambre nº 10... tras varios untentos y piques fallidos captura, un gigante.

Su peso de 24 kg, y una longitud 1,40 m, le brindo un combate de 6o minutos y casi 100 metros de corrída por la costa del río. Una trofeo excelente. Un poderoso animal.

El Río Serrano, se ubica dentro del Parque Nacional Torres del Paine. Los Salmones Chinook remontan el mismo para completar su ciclo de vida.
Enormes saltos y estruendosos chapoteos irrumpen la paz silenciosa del entorno.

La frenética actividad desde noviembre va decreciendo entrado Marzo. El desove los agolpa en cardumenes ubicados en gravosos lechos. Se pueden ver a simple vista aletargados, exaustos ....lentos. Casi tocar con las manos. Esto no alaja que la entrada de estos salmónes dizma, a las locales marrones y arco iris. Se pueden ver frenéticas luchas entre las especies a la subida del río.
Un destino lejano. Y tan cercano a nuestros sueños de trofeos, de gigantes sin dueños, que esperan...
Autor: Jorge Aguilar Rech.
Protagonismo y Fotos: Alberto Moscuen.



Pescando en la Cordillera Del Viento

Rio Nahueve y Buraleo.

Partimos desde Mendoza el día 11 de enero de 2009, en Andesmar a las 4 de la tarde. Desde hacía una hora estabamos esperando en la terminal. Tal era nuestra ansiedad...

Fue el primer viaje que hacía esa empresa hace 16 años, de modo que éramos solamente 3 pasajeros viajando hacia localidad del norte de Neuquén, con posibilidad de volver por el mismo medio, el viernes siguiente a las 22,30 hs.

Mauro Ink, uno de los integrantes de esta salida, no tenía ni la menor idéa de a donde lo estaba llevando.
Yo...Sergio Vicente, estuve en las Lagunas de Epulaufquen (epu:dos laufquen:lago o laguna en idioma mapuche) por primera vez, cuando tenía 19 años. En un viaje que hicimos con mi padre por la vieja y nunca valorada ruta 40, en un Rastrojero, (que valor llegar tan lejos, ahora que a mejorado todo, me doy cuenta). Pero en realidad, son 7 las las lagunas y no solo dos, pero es otra historia.

Nuestros choferes no conocían la ruta de modo que tuve que ayudarlos a salir de Mendoza, pues en la hoja de ruta decía que tenían que pasar por 25 de mayo y San Rafael sin perder tienpo. Lástima que era de noche para poder apreciar todas las bellesas que tiene esa ruta que en partes, colabora la luna llena.

Cuando llegamos a Chos Malal, nos esperaba un comité de recepción que estaban desde las 5 de la mañana, para saludar al colectivo después de tanto tiempo, de modo que nos entrevistaron y nos filmaron, cuando le contámos que veníamos a pescar, se pusieron mas contentos pues eramos los primeros turistas, y les puedo asegurar qu a corto plazo van a tener que poner mas servicios pues las necesidades de la gente son muy grandes.

El conocedor con el que hablamos nos llevó hacia Vaca Lauquen, una de las lagunas de ese complejo lacustre, para volver a buscarnos el día miércoles de esa semana, pero era tal el viento, que decidí con bastante acierto que nos dejará en la costa del Río Nahuave, donde se junta con el Río Buraleo, de pensar en esos lugares donde la pasamos tan bien, me siguen creciendo los colmillos, de ganas de estar allá otra vez. De modo que pelamos los waders, armamos las cañas y a pescar. En una hora de pesca debemos haber capturado unas setenta truchas de todos tamaños. Las mas lindas se arrimaron al atardecer, con portes de casi un kilo las mas grandes muy sanas y combativas.



Al día siguiente partimos temprano para relevar el Río Buraleo. Café con leche y tortitas mendocinas, antes de que pongan duras, crusamos el Nahueve temprano agua fría y transparente mirando los primeros bosques andino-patagónicos les aseguro que no diferencian en nada a la zona del volcan Lanin, con la diferencia que aquí teniamos el volcan Domuyo como referencia. Caminamos un par de horas y cuando la ansiedad nos galopaba nos metimo a pescar. Empezamos con Ninfas pescando up-stream o sea río arriba, con líderes realmente largos (12 pies o más) 3x y, Stones o Princes los resultados son asombrosos.

En un momento le mostraba a Mauro, que caía la mosca, levantaba la caña y...pique, en foma invariable. en varios pozones planos, largos, vimos truchas realmente grandes, calculamos 3 y 4 kilos, pero sabe leer y escribir, de modo que cada vez que caía la mosca a pesar de todas las precauciones, las ignoraban o pasaban cerca sin tomar, excepto la del día miércoles, pero ya les cuento y muestro.

Caminamos bastante pescando y pescando, hasta que el cansancio pudo mas, y todavia teniamos que volver, preparar la cena, pensar en la estrategia del día siguiete y dormir. El miercoles amanecio muy precioso, el viento normalmente se levanta haci las 2 de la tarde, de modo que fuimos a disfrutar del Nahueve, río arriba por cañadones bastante cerrados y complicados para caminar. Nos dimos varios golpes, pués la costa no difiere de nuestro río Mendoza. Los resultados siempre exelentes, probamos toda clase de moscas: secas, streamers, atractoras, grandes, en fin... este río es uno de esos que uno quisiera tener en el fondo de su casa. Mauro había obtenido una trucha de por lo menos 1 kilo en un pool profundo mas abajo de la junta con el Buraleo, pero despues de obtenerla se había caído, rompiéndose la ceja con una piedra, de modo que no me gusto mucho el lugar. A ultima hora y con las ultimas luces del día , pico lo que fue la mejor trucha del viaje, una hermosa arco iris muy sana quesalto a tomar mi mosca y al clavar vi que era grande peleaba y miedos vienen y al final pude arrimarla, pero al tratar correrla del agua para asegurarla, el tippet se corto...dejé la caña y metí la pata al agua perdiendo el equilibrio, al apollar la mano en la costa partí la caña, pero pude sacar la trucha que al final pesó mas o menos 2 kilos y medio segun la foto por eso me veo triste pero contento en la foto se entiende o no?

Esa noche me costó dormir. La exitación por la captura de la trucha, más el cansancio del día, más el pinchazo del colchón... me hicieron levantar temprano para seguir pescando un medio día más, hasta que llego baqueano y nos llevo mas abajo a pescar el Río Lileo que es también tributario del río Neuquén. Alguna perca y marrones muy combativas nos esperaban allí.


Despues del paseo por Chos Malal, tratar de descanzar (hacía mucho calor ese día).Y esperar el colectivo que llego a tiempo y nos condujo cansados pero contentos y felices de vuelta a Mendoza.END
Autor: Sergio Vicente.
Edición: Jorge Aguilar Rech, Nicolas Aguilar, Benjamin Aguilar.