La escencia...

Consideramos al relato de una experiencia de pesca con mosca, como algo extremadamente sensorial. Desde lo visual y literario, cada salida de pesca se expresa libre de egoísmos, despojados de los espejismos de las recetas y con la permanente e inefable búsqueda de lo bueno, lo puro y perfecto.

Feliz Navidad

La Navidad... nos colma de sentimientos. Todos ellos inundados de emoción.

Muchos estarán solos, muchos enfermos, muchos más... felices y una más contentos. Algunos estarán rodeados de amigos, otros de familia y niños. Sanos, enteros y otros... sobreviviendo.

Lo importante , es estar donde y como, queremos estar.


BROWN TROUT ARGENTINA, este grupos de amigos que, disfrutamos este exquisito trance que es la pesca con mosca, deseamos a todos nuestros compañeros de aventuras, amigos, lectores, maestros y familia... una muy felíz Navidad. END

BROWN TROUT ARGENTINA

Pensamientos a la orilla del río

Las truchas, para mí ...no tienen tamaño.
Los pescadores con mosca ... sí. END

Autor: Jorge Aguilar Rech.

Cuando los ríos duermen.

Pescando ríos de aguas lentas y quietas .
Es raro pensar en un río de aguas lentas y quietas, por que cuando nos referimos a un río lo hacemos pensando en aguas con movimiento, correderas, flat, pools y truchas esperando la comida que deriva por las aguas, ubicadas en la forma más estratégica posible, para que el balance energético sea perfecto.
Sin embargo quiero abordar un tema algo extraño, un río de aguas lentas, algo poco común, pero una realidad que se hace presente en gran parte de los ríos de la provincia de San Luis, en particular aquellos ubicados en las pampas de altura de las elevaciones de la sierra de San Luis.
La escaza pendiente de estas particulares zonas, permite el desarrollo de enormes pools y gran cantidad de flats que se unen por correderas cortas y efímeras sin profundidad significativa, apenas pocos cm. La mayor parte de los ríos en sus nacientes presentan grandes torrentes de aguas, por las fuertes pendientes locales, sin embargo las características geomorfológicas de la sierra de San Luis, constituyendo un bloque rocoso erosionado, que conforma una peneplanicie, es decir como si fuera una enorme meseta, que presenta su flanco oriental extendido y su flanco occidental abrupto, permite el desarrollo de ríos que en sus nacientes circulan con gran lentitud y que luego vierten sus aguas sobre las vertientes orientales u occidentales de la sierra ganando velocidad y agitación por el brusco cambio en la pendiente.
Las zona alta de la sierra de San Luis es el área de recarga hídrica, es allí donde surgen las vertientes naturales que forman pequeños hilos de agua, que circulan uniendo surgentes (Spring Creeck) para luego dar lugar a grandes pools y vertientes y finalmente en el punto de inflexión de la pendiente local con un marcado aumento de la misma, se produce un cambio rotundo en la estructura y fisonomía del río, este cambio de la pendiente en la mayoría de los ambientes puntanos está dado por la presencia de un conjunto de saltos de tamaño no considerable o el desarrollo de correderas pronunciadas, como es en el caso del Río Grande o río Cañada Honda etc., o de saltos de gran altura como lo es para el Arroyo del Salto de la Negra Libre o los arroyos de la zona de Pampa de las Alturas.

Particularmente es a principio de temporada cuando los ríos del área presentan acentuados estos rasgos fisonómicos y en especial en este inicio de temporada, mientras los ríos del sur Argentino desbordaban en agua nuestros ríos puntanos perdían el caudal a pasos dramáticos, el flujo de agua se interrumpía y en 10 años de recorrer con gran frecuencia estos ambientes nunca había visto algo así, el hermoso Río Grande con un caudal siempre importante, se perdía en su lecho rocoso de rocas blanqueadas, se insumía para hacerse subterráneo, el agua perdió circulación y solo quedaban los pools desconectados como única fuente hídrica, algo realmente lamentable. Por otra parte el río cañada honda perdía de apoco su flujo y las sufridas truchas cada vez que se desplazaban asustadizas dejaban ver su lomo, un panorama preocupante. Es así que este inicio de temporada en la provincia se caracterizaba por ríos de aguas lentas y por sectores totalmente quietas.

Estas aguas además de tener un desplazamiento casi imperceptible, se caracterizan por un muy bajo grado de oxigenación y altas temperaturas particularmente en esta época, un coctel mortal para los salmónidos y para nuestra pesca. Los insectos mas comunes son los Odonatos, damsel y dragon, las chinches de agua Hemípteros, Dípteros, Tricópteros y en menores cantidades efémeras.
Este coctel mortal de aguas en condiciones extremas, parecieran ser solo aceptables para algunos seres acuáticos y no para nuestras hermosas arco iris, que viviendo en estas aguas sufrirían el aletargamiento total, la falta total de apetito, el total cansancio y la falta de oxigeno, llegando finalmente a la muerte. Sin embargo la adaptación de las especies de Darwing se hace presente y me sorprende, el proceso evolutivo, la genética, los increíbles salmónidos.
Recuerdo esa tarde a la perfección, cuando a las 15 hs arribábamos a un hermoso río sobre la Pampa del Tamboreo, la temperatura rondaba los 37º C y no daba tregua, la situación no era alentadora, tenia presente la situación actual de los ríos y prefería optar por pescar carpas, sumado además que el ambiente que habíamos elegido tenia la característica que a partir del medio día en la mayoría de las épocas del año, aumentaba drásticamente la temperatura de sus aguas llevando al aletargamiento total de los salmónidos y en esas situaciones tentarlos a tomar nuestra mosca se tornaba difícil y generalmente eran tentados por irritación, algo no muy agradable.
Pensando en las adversidades de la jornada no tenía esperanzas de una buena pesca, sin embargo quede sorprendido, mi primer cast se transformo en captura, una arco iris de aproximadamente un kg, esa jornada fue increíble, gran cantidad de truchas, dos hermosas arco iris y una actividad descomunal de peces en busca de alimento en aguas casi termales y sin oxigeno.
Por qué ? me pregunte una y otra vez, los esquemas de los libros, las temperaturas ideales, me
quede realmente sin palabras y pensando en ese mágico fenómeno de adaptación en la naturaleza y en estos increíbles seres.
La pesca en ríos de estas características es algo particular, las truchas casi en su totalidad, no esperan la comida que deriva, por que las corrientes son mínimas, sino que patrullan permanentemente en busca de ella, como perfectos cazadores, buscan su alimento por los bordes, por las rocas y están atentas a los movimientos. Las moscas con gran movimiento son las más efectivas, ninfas de dragron con gran cantidad de pelos con patas con elástico y articuladas.
Frente a aguas con estas características, se rompen un poco los esquemas, estamos en un arroyo y pescamos como si estuviéramos en un lago, es así, las derivas son casi nulas y el misterio está en mover la ninfa, pero no como un streamers sino con los movimientos de muñeca adecuados y un gran control de la línea imitando el movimiento de los insectos, es allí donde realmente las tentamos. Suelen ser los más efectivos los movimientos ascendentes y descendentes sucesivos sin recuperación pasando la mosca por las rocas sumergidas como lo hacen algunas chinches de agua, y los movimientos erráticos combinados con movimientos ascendentes y descendentes a medidas que recuperamos como los de las Dragon.

Las características morfológicas del terreno, las pendientes, la estructura de la roca y el tipo de lecho rocoso, (ver: Fisonomía de los ríos), permiten el desarrollo de ambientes acuáticos con estas características. En las nacientes estos ríos de aguas calmas, presentan una enorme cantidad de vegetación acuática y con esto el desarrollo de ninfas de dragon, damsel, chinches acuaticas, y dípteros, entre otros. Es notable ver que en la zona de cambio de pendiente de estos ríos se produce una marcada disminución de la vegetación acuática y así aguas abajo, esto directamente relacionado con un incremento en la erosión hídrica por un aumento en la velocidad del agua, particularmente en épocas de crecidas, en donde estas zonas son mas susceptibles al lavado del fondo rocoso dejándolo al descubierto y perdiendo su capacidad nutritiva. Tenemos que tener en cuenta estos factores y otros, el 90% de los ríos de San Luis circula por un lecho rocoso de granitoides y gran variedad de rocas metamórficas, estas rocas son mayormente ricas en sílice y aluminio, entre otros elementos químicos como potasio, calcio, berilio etc. Todos estos elementos integran minerales con estructuras difíciles de romper, por lo que la liberación de elementos, nutrientes, es mínima, lenta y además los elementos liberados en su mayoría no son los más nutritivos, y generan aguas blandas, asidas, con escases de bicarbonato, sulfatos, elementos esenciales para la proliferación y desarrollo de macroinvertebrados. Entonces si tenemos en cuenta el factor lecho rocoso de estos ríos, estamos realmente en condiciones negativas, la acides de las aguas no nos favorece, la litología del lecho no ayuda en las características químicas de las aguas y la proliferación de insectos, pero por otra parte es un factor importante y favorable en la fisonomía de nuestros ríos, debido a que estas rocas se meteorizan (ver fisonomía de los ríos) y erosionan generando diseños morfológicos particulares. Teniendo en cuenta estos factores tenemos entonces dos situaciones, algunos de nuestros ríos pueden ser divididos en dos sectores, divididos por la zona de cambio de pendiente, para un mismo lecho rocoso la situación cambia rotundamente:

Sector superior de aguas lentas, con mínima capacidad erosiva que permite el desarrollo de vegetación acuática constituyendo una fuente importante de insectos que proliferan en aguas poco oxigenada, y con esto nuestros peces tienen una enorme disponibilidad de alimento, alcanzando tamaños descomunales para la zona. Por otra parte estas aguas estancas tienen facilidad en alcanzar altas temperaturas, y son poco oxigenas, coctel desfavorable para los salmónidos. Son áreas con mayor protección a las crecidas o aumentos repentinos de caudal que generen lavado de la vegetación del lecho.

Sector inferior, inicia en donde aumenta la pendiente, presenta mayor velocidad de aguas, y con esto la erosión hídrica es superior, generando el lavado y arrastre de la vegetación acuática principalmente durante las crecidas, dejando la roca desnuda, factor desfavorable para la proliferación de insectos, si además tenemos en cuenta las características litológicas (rocas) del lecho y su influencia en la química del agua. Este sector del río presenta aguas mas oxigenadas pero muy estériles, nuestros peces sufren enanismo por la enorme escases de alimento, la población de truchas grandes es mínima.

Si tenemos en cuenta estas características de nuestros ambientes puntanos, podemos prepararnos para la pesca, deducir algunas cuestiones entomológicas, las ninfas chicas serán más comunes en los ambientes estériles, posiblemente las terrestres tengan gran resultado, las chinches y los odonatos serán menos comunes, la velocidad de las aguas nos permitirá en sectores trabajar las ninfas por deriva muerta, la pesca podrá ser en la mayor parte del año, a excepción de los días muy calurosos o muy fríos, las truchas serán mayormente chicas, podremos elegir equipos livianos y ultra livianos, cañas 3 a 0. Por otra parte las aguas lentas de nuestros ríos, serán más ricas en insectos, los odonatos y las chinches serán muy comunes y de gran tamaño, las ninfas grandes de dragon tendrán gran resultado, las técnicas serán diferentes, tendremos que tener en cuenta la época del año para pescar, elegir los días fríos o pecar en ciertos horarios, porque días calurosos no serán muy productivos, los equipos recomendados son del número 3 y 4. La pesca en estos ambientes será rotundamente diferente, pero igualmente divertida y apasionante. END
Autor: Sebastián Pagano.
Fotografía: Sebastián Pagano.
Edición: Jorge Aguilar Rech

Cuando Potrerillos sopla Marrón y Arco Iris.

Sopla el viento Zonda en la tierra del sol. En la tierra de la tierra y agua...Potrerrillos.
Un arrebato extraño nos llevo ese día hirviendo de tierra, camino al Dique Potrerillos.
Algo casi contrario a la razón. El auto se desviaba de la franja del asfalto ante el viento seco y sucio del oeste.
Tan cercano el destino del dique, pero alcanzó para secarnos las bocas. Húmedas por instantes por la infusión Rosamonte de nuestro mate amargo.

Al llegar...las puertas del auto amenazaban salirse. Mientras a duras penas esquivabamos la tierra de la cara. Las cañas se ponían difíciles para coincidir entre sus partes. El viento arrasaba como nunca. Jamás pensamos dar un paso atrás.
La travesía comenzó y se desempeñó a la altura de la bahía de Recursos Naturales. Mas allá de todo plan , ahora debíamos vencer las inclemencias del tiempo.
El trabajo fue muy sencillo...buscar algunos veriles claros y pozos profundos... los pozos oscuros de algas. Pocos quedaban en ese momento, dado que el movimiento del agua, ponia marrón todo el veril y la costa.
Los claros aparecían de tanto en tanto. Mientras el viento corría de oeste a este encontrábamos reparo sobre la costa oeste de la bahía... sobre la ladera de un cerro que se ahogaba en el agua.

Los cast llegaban lejos impulsados por la bocanada de aire caliente a nuestras espaldas. Pero el plan no era tomar largos casteos, sino al veril... a unos 20 metros paralelo a la linea de costa y trabajar nuestra Dragon Ojuda Potrerillos, con pequeños tironcitos ascendentes.
El plan se cumplía y los resultados festejaban nuestra elección de mosca y técnica. La vara Orvis # 4, siempre a tono de tensión y perpendicular a la línea de flote, se levantó al sensible toque de una Arco Iris... clavada. Sus 500 gramos de músculo, daban batalla en cada escama. Mi pulso de flyfisher apenas, luchaba con la dirección de la trucha de zafarse entre las ramas.

Era indispensable en la fórmula del éxito trabajar con un líder de 9 pies de fluoro carbón y un tippett 4x mínimo.

La tracción de la ninfa oliva...lenta... lenta y esperar. Dejar profundizar y repetir la acción.

Los ataques eran suaves al inicio, pero al instante tomaban y al clavarlas se desata la usual furia salmónida. Buscando siempre el recurso del ramaje salvador, la profundidad de la Brow Trout y frecuentes saltos.
La primera captura abría la serie... y. avivaba el ánimo seco de nuestras pieles.

El típico el hedor a lama descompuesta que posee el dique cuando el nivel de agua baja a estos niveles mínimos... es penetrante en nuestro olfato, y se hacia nuestro en capa poro.
Nos mostró en fin... la riqueza en micrombientes y organismos que presenta el espejo bajo el agua, cuando esta sube a sus cotas habituales

Los resbalones fueron frecuentes y sumaban a la jornada algunas risas y embarradas.

Nicolás, tomaba su labor de cameramen muy enserio. Tomando su caña eventualmente. Pero cuando lo hacia, era sorprendente el verlo con su captura. Una Arco Iris le dió honores.




Este video puede ser visto en HC en:


Juan Carlos, corría una suerte similar en la costa este de la bahía.

Con el viento ahora más tenue, se aventuraba a castear usando el viento de contra frente como su aliado.

Su Sage # 4 se flexó al tomar su Dragon Fly Ojuda Potrerillos, una excelente Trucha Marrón.

La profunda contienda fue quebrada por una salto plagiado de arco iris. Mostrando su tamaño y sus profundas intenciones. Lastima que no coincidió con las de Juan. Pudiendo tomarla como presa a los minutos mas tarde. Su color y salud eran formidables.


Una sonrisa de satisfacción pintada en su cara, coronaba su triunfo ante la trucha.
La jornada continuó durante unas horas. Las capturas respondían al testeo de la Dragon únicamente. Las demás moscas no eran tomadas. Las presas rondaron entre los 500grs y 1.200 grs.
Todas las truchas estaban recuperándose del desove. Eso lo denotaba la delgadez de algunas y la robustez de otras.
También pudimos observar algunos fenómenos alimenticios que puede ser causa de la baja cota del dique. Los sondeos gástricos mostraron, escasos odonatos, tricópteros y emípteros, pero si gran cantidad de bolos verdes de algas que probablemente hayan estados cargados de algún alimento.
La jornada de pesca la dimos por cerrada al atardecer cuando el viento mermaba.
Las capturas sumaron la docena cuando nuestro nivel de hidratación nos sugería la retirada. Las emociones recogidas, nos afianzaron a la idea que no hay mal día de pesca y que, a veces el clima es otro obstáculo más a vencer. La satisfacción siempre buscada llega a nuestras jornadas, si nuestra actitud es la correcta...la de un pescador con mosca. END


Autor: Jorge Aguilar Rech.
Fotografía: Nicolás Aguilar Rech.
Protagonismo: Juan Carlos Salvador, Nicolás Aguilar Rech, Jorge Aguilar Rech.

Pescando un Pocket Stream. El Arroyo Grande de la Quebrada.

Un hermoso ejemplar de macho arriba del kilo en un arroyo mendocino.
Este, es el arroyo truchero de mayor presión de pesca de todo el país.
Se puede pescar todo el año, queda a 110 kilómetros de la Ciudad de Mendoza (de 1.500.000 habitantes), y a 35 kilómetros de Tunuyán, ciudad cabecera del Valle de Uco (metido en el final del recorrido del famoso corredor productivo caminos del vino).

El secreto es la abundante riqueza de macroinvertebrados, entre otros, ya que carece de manejo del recurso programado y está abierto a todo tipo de pesca.

La mosca que ven en la boca es una Pheasant Tail Bead Head, en anzuelo #14, ya que la ninfa tiene que hundir en menos de un segundo.

La línea es de flote... no hay otra forma. El terminal no muy fino, máximo 4x, ya que la pelea debe ser corta, por nosotros y por la trucha.

Lo que ven a unos 40 cm sobre el líder es un indicador de pique en pasta, muy útil para quienes no tenemos el mejor pulso.

Se trata de una pesca a trucha vista, de una cacería, en la cual hay gana el que hace las cosas bien. Esta trucha no es el promedio del arroyo (de 300 gr), pero en un buen tramo del arroyo, se pueden encontrar varias de estas sorpresas.

Bienvenidos a quienes quieran probar estas bondades mendocinas, la pesca de pocket streams es un desafío muy interesante hasta para el pescador más avezado. END


Autor: Manuel Linares. Vice Presidente de Asociación Mendocina de Pesca con Mosca.
Fotografía: Walter Viel y Manuel Linares.

Las Arco Iris del Curruhue.

Oscuro llamado mapuche... al negro vientre de Río Curruhue.

La magia de lo siglos, lava su acuosa lengua. Era el instante de recorrerlo. Ansiosos por verlo y saber un poco más de su leyenda indígena las horas y minutos se hacías segundos.

La jornada comenzaba, cuando hacíamos pie en tierra, en el arroyo Collón-Co. Aquí... trabajamos unas ninfas sin éxito. Quizás las condiciones no eras propias para ello.


Seguimos camino, cuando Gendarmería nos avisa que el camino se encuentra en mal estado, y teníamos que circular con 4x4 baja por la cantidad de barro en la vía. El inicio de temporada nos traía estas dificultades, sumada a las inclemencias térmicas.

Llegamos a lago Curruhue Chico. El mal tiempo ganaba la apuesta de no meternos en los floats tubes. Pero nuestra terquedad podía más. Después de unos minutos arriba de los floats, las percas en cantidad, comienzan a dar batalla. Muchas, por demás...percas.

Pero el frío nos taladraba, el viento y la nieve nos ganaban la moral.

Así...bajamos de los tubes y comenzamos a vadear el río. El Río Curruhué es muy especial. Es impenetrable. Sus secretos indígenas se guardan entre bosques de colihue. Rígidos guardianes de su lecho. Pero a la vez, ésta situación nos daba refugio del frío, brindándonos un paisaje abstracto.


Substraído del clima y del momento. Brindándonos así, parte de su magia buena. Y este fue el momento mas especial del viaje.

Estaban las Arco Iris ahí, a la vista... Varias capturas fueron interrumpidas, para deleitarnos mirándolas... mirándolas por horas desovar. Fue un espectáculo majestuoso.



A media tarde... seguímos hacia el Curruhue Grande. Nuestro rumbo... a la costa oeste. Destino donde nos resultó imposible llegar. El nivel de sus aguas cortaba el camino.



Casi de noche, con la magia inquietante de la penumbra patagónica... emprendimos la vuelta hacia Junín. Dejando atrás el bosque encantado y decenas paisajes maravillosos. END


Autor: Hugo Moreno

Contexto y Narrativa : Jorge Aguilar Rech.

Revisión: Mario Capovia

Protagonistas: Hugo y Gloria Moreno.

Pescando el Río Malleo. Un antiguo amor.

Buscar en los rincones del recuerdo...esos que se tiñen de sepia, y encontrar al Malléo, es habitual.
Me tráe siempre, excelentes y cálidos pensamientos. De sus escenarios diversos y en cada uno de ellos... mi primer maestro en el fly fishing...mi padre.

Recuerdo la fascinación de su cara cuando nos acercábamos a él; hoy...la misma mía.

La que descubro en el reflejo del vidrio de la camioneta, cruzando el Puente Blanco.

El Puente Blanco, legendario. Me recibe con un zapateo de madera noble. El que metro a metro anuncia la jornada esperada. Jornada que desde ya, resultaría extremadamente dificultosa. La baja temperatura, el fuerte viento del sur, y el cauce inchado; sin rodeos nos desafiaban a cara o cruz.

La suerte tirada...y ya era jornada en marcha. Las puertas de una tranquera amiga nos dieron paso a un sector privilegiado del río. Pero en estas circunstancias, donde el agua apenas no desbordaba, donde el mercurio con esfuerzo tomaba su decena... este privilejio solo significaba, poca presión de pesca.

Valor que a su momento notaríamos. Ulpiano, toma su primera Trucha Marrón del día. La corta batalla en las raudas aguas en descenso, fue apoyada por su vara #6. La trucha tomo su Doctor Lecter, con extremada violencia.Los ánimos avivados y los pasos apurados de los mas atrasados en los preparativos, empujaban al grupo al hilo de agua... al veril. Ansiosos por correr la misma suerte.

La situación morfologica del río determinaba una gran corredera, que determinaba en su costura un profundo veril. Un óptimo lugar para el posicionamiento de las grandes.

Las estrategias...variadas, acorde a las preferencias. Pequeños streamers, dieron los resultados primero, pero las ninfas también hicieron estragos en las Arco Iris principalmente.

Las horas pasaban y los cast se hacían centenas, entre fuertes ráfagas de viento patagónico. Un instante, me tomo y cambio de mosca. Veníia trabajando con una Wolly Bugger Bed Head Olive, una Matuka Marrón y tome la iniciativa de atar a mi 3x, una Sugg Buggs Verde y Naranja, en alambre #10. La linea de estrategia a fondo fue una Masrtery Series de Scientific Anglers, Wet Tip Express, WF del 200, proporcionándome en 20 metros de trabajo... una interesante y adecuada profundidad.



Terminaba el largo de mi línea llevada por la corriente principal, previo med, para posicionarla justo en el flujo laminar. Comienzo a retomar línea con pequeños tirónes de natación y dejo ir... metros de trabajo igual y una poderosa Marrón ataca mi engaño. Arquéa mi vara la levitación refleja de mis brazos. Es espasmo profundo me anticipa su raza, su sangre y su tamaño.


Continúo tomando rápidamente línea, pero una carrera estrepitosa y veloz al fondo, rompe literalmente mi gastado reel. Era hora del plan B...tomando con la mano, el control de la línea y a duras penas pudiendo guardar línea. La exigencia del animal, su poderío y sanidad muscular y energética, me llevaron mas de diez minutos de batalla , sumando unos doscientos metros de caminata acelerada para equiparar las fuerzas de la trucha, de la corriente y mi maltrecho mecanismo.

Jorge, el Oso y el negro Ponce, iban conmigo...El fin llegaba. A unos escasos dos metros, mi travesía de doscientos metros terminaría. Un pozo verde muy profundo daría nueva cara o cruz a la Marrón...y a mí.



Le pido entonces al cielo, a mi tippett 3x y a mi vara un poco de buena suerte . Invierto nuevamente la trayectoria de lucha de pardo animal.


Lo acerco como decenas de veces y Jorge, rápidamente de da amparo en el copo.




Las respiraciones agitadas sentían alivio, al tenerla entre las manos. Un macho espectacular abría su boca . Su mandíbula comenzaba a pronunciarse.

El privilegio que me dió esa Brown Trout, queda impregnado en mis manos, en mi alma y por el resto de mi vida.


El dejarse tomar, después de esa gran lucha. Su dignidad animal... su entrega. Establecen en nosotros los mosqueros, un pacto. El pacto de la bestia y el hombre. La que esta vez me dejo ganar. END

Autor: Jorge Aguilar Rech
Fotografía: Jorge Aguilar
Protagonistas: Ulpiano Suarez, Jorge Aguilar Rech, Carlos Ponce, Manuel Linares y el Oso Jorge


Pescando el Lago Huefchulaufquen y Paimún.

La veda de la Boca de Chimehuín, nos empujó literalmente al Lago Huefchulaufquen.

Negro, bravo, grande y profundísimo, no nos hizo frente ni Gloria ni a mí. La apertura de temporada, no nos trataba bien... era un hecho. Los ríos enormes, el frío y algunas nevadas, desafiaban a la ropa técnica, a la moral y a nuestras ganas.

Ingresamos al Parque Nacional Lanín, por la costa norte del Huechulafquen. Estaba a pleno...con muchísima agua, caminos resbalosos y casi intransitables.

Decidimos vencer el primer obstáculo apostando al antiguo lago. El Float Tube hizo aparecer las Arco Iris, desde su vientre...que, a esa altura abrían la temporada. De portes chicos y escasos 500 gramos, pero con gran ímpetu y pelea. Suficientes y para el arranque y sin disimulo... despertarían felicidad de Gloria.

El rujído del viento patagónico,invocando al antiguo felino mitológico , empezó alrededor de las 12:00 a.m... poniendo inoportuno fin , a la travesía de los Float Tubes, para evitar mayores problemas náuticos, desinflamos estructuras y partimos.

Decidimos entonces...seguir tranquilos, hacia el oeste... con los equipos armados sobre la camioneta. Parada siguiente... en Bahía Canicul. La que se llevó, sin capturas...sólo algunos cast desde la costa, consumiendo al menos un poco de esperanza cobrada por Gloria y sus Arco Iris.

Seguimos el derrotero... hasta Arroyo Raquituhe, de las bandurrias mapuches, totalmente crecido. La zona... Puerto Canoa, hacia la estrechura del Paimún, nos llevaba a la estrechura umbilical de los hermanos lacustres. El clima cada vez mas adverso restaban la ganas, pero el paisaje, los ambientes y el espíritu picaban....en la sangre y pedían al menos un cast más. Sumergidos en el sueño de estar ahí, sin importarnos que las únicas invitadas a la fría cita de la Estrechura del Paimún, fueron unas Percas y una hermosa Fontinalis, que hizo trabajar bastante la caña #5 de Gloria. Toda la jornada de frío, esperanza y desaliento, sorprendiéndonos en cada rincón del paisaje y esperando la mejoría... fue simplemente enaltecida por la captura soñada. END

Autor: Hugo Moreno
.
Editor: Jorge Aguilar Rech.
Protagonistas: Hugo y Gloria Moreno.
Fotografía: Hugo y Gloria Moreno.

Valle Hermoso. Pescando en el Paraiso Blanco

Que lleva al ser... y en esencia al mosquero, a buscar sus propios limites?.
Hablar de una jornada tranquila de arroyos....un río de primavera, tal vez un otoño entre hojas pardas, quizás sea el contraste del paisaje del Octubre en el Valle Hermoso.
Podríamos atrevernos en imaginar una salida de pesca a un río, a un arroyo con una capa fina de nieve, y hasta nevizcando.


El temple y la determinación de Daniel y Ticiano Maniero, Federico Huajardo y Raúl Iturbe, sumado a su gran espíritu mosquero y su experiencia en este tipo de expediciones técnicas, nos brindaron una experiencia visual extraordinaria, y un panorama de la pesca a puertas del inicio de temporada a una altura de 3000 m.s.n.m., cuando se pusieron blancos de nieve...pescando el Valle Hermoso.

La aventura outfitter comienza el Sábado 3 de octubre a las 9 de las mañana. Un corto viaje finaliza en la llegada al valle 12:30 a.m.

Como tradición heráldica se interpuso, el obligado asado de bienvenida. Siempre abundante y generoso de vinos. Bienvenida al paraíso gélido, que los envolvía. Los llenaba de vientos helados. Les colmaba de poemas la mirada. Y estaba enfrente de ellos..ahí ...a su alcance. Se pertenecían.

Donde la vista se posaba, blanco de nieve, invadía y reflejaba el iris artificial de las antiparras tornazules. Un promedio de 1m a lo profundo.



Con los espíritus llenos de obras de arte regaladas por nuestro natural domo, y con los estómagos en igual estado, emprendieron la primera excursión de la expedición...el helado Río Tordillo y El Cobre.
Las líneas de flote eran casi de hielo...pero sin dificultad las ninfas recogían los frutos salmónidos de sus aguas.

La técnica obligada...up stream, deriva natural, a caña alzada. Las varas #4 se arqueaban y los tippets 4x de sus leaderes desafiaban la física. Las truchas Arco Iris mostraban salud, vitalidad y pelea en cada fibra, en cada escama de sus 800 gramos promediados.

Horas mas tarde, un temporal los dejaría guarecidos y en las carpas por largas horas. Nuestro refugio, harían hogar de largas horas de espera, charla de amigos, y de aventuras nuevas. El letargo obligado hasta el día martes.

Ese amanecer del martes, con las fuerzas cobradas por las horas de descanso, emprendieron camino exploratorio planificado. Con skies Snowboards y moto... rumbo a La Boca de la Laguna del Valle Hermoso. Determinación obligada dado que era a ese momento, la única parte que estaba descongelada, mientras que el resto del espejo estaba colmado de hielo.

El clima variaba temperamentalmente, típico comportamiento de la alta montaña. Las amplitudes del día rondaban, el promedio de los -20º C (bajo cero) a 14 º C. Este entorno térmico, les producía una movilidad obligada de los ritmos biológicos, las previciones del caso y sobre todo del bivack apto para cualquier implicancia. Convirtiendo a la jornada de pesca, en escasos minutos donde, la temperatura ponía condición de vida a la actividad salmónida.

Los traslados por mas mínimos que fueran, requerían equipo especializado de trakking en nieve y ascenso. La piel de foca para el mismo, fue recurso indispensable.

Las jornadas fueron maravillosas...cortas pero quizás... la trucha en sí haya sido lo menos importante.

La laguna les dió su vientre gélido, y sus hijos de escamas... respondieron a los Shooting terminados en streamers. Las varas #4 fueron arqueadas varias veces por aguerridas Arco Iris y Marrones. Las más grandes de la expedición salió de la Laguna. Haciendo pico de gramos, en los 2 kilos.

El miércoles emprendimos el regreso al Valle de Las Leñas, convencidos de que las excelentes truchas pescadas éran lo de menos, quizás solo una excusa. Sus almas habían capturado algo más impactante, más único, más sagrado, e irreverentemente bello...el valle hermoso cuando se pone blanco.END

Autor: Raúl Iturbe.

Protagonistas: Daniel y Ticiano Maniero, Federico Huajardo y Raúl Iturbe.

Fotografía: Raúl Iturbe

Relato y Edición: Jorge Aguilar Rech.

El color del Chimehuín es marrón

Un río inchado...casi desbordado en todo ancho. Rápido,caudaloso...desconcertante. Esa fue la primera imagen, el primer pensamiento que a mi mente llegaba ese día Domingo 1 de Noviembre...apertura de temporada.
Sentía y sentíamos que las visitas habian llegado y la mesa no estaba servida.
El Pozón 26 no existía, la Boca ...vedada. Nos conformariamos con pescar el Spring Creeck, atrás del Pueblo, a la altura de la Hostería y en el encuentro con el Curruhé.


La primera visita a su rivera, a la altura del Pozón 26, confirmaba su impetuosa crecida. Los sauces ahogados, resistían como etoicos estandartes del río patagónico... entre medio del raudo fluído...que uía y uía, río abajo. A la altura del Spring Creeck , por cuestiones meramente humanas era mas pescable, más conformado y ...su agua quizás más clara.

La mañana prometedora... nos despierta en el Spring Creeck Lodge. El clima húmedo y la temperatura muy baja, daban marco condicional a la jornada. Pero como acostumbrado al clima de la Patagonia el sol, por momentos... se hacia presente en la batalla, dando un aire de esperanza a nuestro plan del hora a hora.

Mientras el desayuno se terminaba, los wader prestos en nosotros, chalecos colgados pesados de cajas y spools...algunos ya, armabamos las baras #5 para mediar con el nuevo Chimehuín Inchado.

La estrategia se empeñaba en explorar río arriba... las aguas casi mansas del Sprink Creeck y luego dar comienzo a la travesia rio abajo en el Chimehuín pleno.

Asi fué... Ulpiano Suárez y yo partimos, cumo división inicial del grupo...explorando lugar por medio los pequeños brazos del Sring Creeck. Profundas correderas, oscuras de lama verde...prometedores pools y hondas lagunas conformaban el escenario.

Caminando al Oeste , Ulpiano trabaja una corredera que se isertaba en un pozón enorme. Su línea de flote presentaba con un líder 4x una Pheasant Tail, en alambre #14. La técnica a deriba, le tomó tres presentaciones para que una Marrón le hiciera honores. Un salto de furia coronó el pinchado engaño. Su vara se arqueaba y así la temporada era celebrada con la primera caprtura de la jornada. La devolución y su sonrisa daban promesa de más capturas.


Para ver este video en You Tube. Pinchar aqui:

http://www.youtube.com/watch?v=Jef1lfxDC4M

Así ...seguimos al norte del vegal. Con un sol entre nubes que perecía festejar con nosotros.

Avanzando unos metros, una corredera conformaba una zona calma en el costado contrario a mi vadeo. Me hago a tierra...mi rodilla al suelo agazapa mi poco escondible contorno pero...hago el intento. Mi caja ninfera y los datos entomológicos me sugerían un Pheasant Tail Bead Head en anzuelo #16. La línea Orvis Silver Label WF #6, terminada en lider de fluro carbon y tippet 4x... presentaba mi microninfa en el lugar deseado. Siendo tomada inmediatamente por una Brown Trout agerridamente peleadora. Sus 600 gramos de musculatura intentaban sacar ventaja de la corriente, la profundidad y la enrramada cercana. Un cambio de direcciones la pone en copo...segura y liberada.



El camino nos llevó al cauce principal. El sonido rujía diferente. El aire soplaba...anticipando la velocidad arrolladora del cause. Apenas..algunos forzados escenarios de pesca, eran vistos con alegría y optimismo.

Entre los sauces inundados caminabamos intentando descubrir marrones posicionadas. Fernando Mosso descubre un par...comiendo, en una corredera secundaria. Sus ninfas no son tomadas al igual que las mías, ni las de Ponce. A esta altura los grupos de pesca nos habíamos encontrado en este punto. Río abajo... el sol ya había vencido entre las nubes. La tempreatura del agua registraba unos 9ºC.

Un escenerio casi premiado se abrió ante nosotros... una curva que formaba un rifle...terminaba en corredera a un profundo pozón lateral. Unas truchas comiendo por sobre el pozón...grandes y marrones. No tomaban engaño alguno....

Inmediatamente Carlos Ponce se coloca arriba del escenario y deja derivar si línea de hundimiento. Terminada con un Streamer de Wolly Bugger Olive en alambre #6, casi a la cola del run le toma una Arco Iris espectacular. La pelea fue seguida de saltos y sacudidas. Fernado colabora con la captura y la copea. Excelente animal...sano, fuerte y viváz.

En un intento de tomar relevamiento más profundo... cambio mi flote del inicio por una Wet Tip Express de Scientific Anglers WF 200 . Lánzo un DH corriente arriba con un una clara intensión. Mi Sug Buggs haría su trabajo al final profundo de la corredera. Trayéndola con pequeños tirones, el ritmo cuasi animal atráe a una marrón de unos 70 cm gorda y agresiva, tomando el emplumado ardid y saltando de furia salmónida.

Mi grito de euforia no encontraba final...-marrón...marrón...marrón. Era el color del Chimehuín.END.



Autor: Jorge Aguilar Rech.
Protagonistas: Jorge Aguilar Rech, Ulpiano Suarez, Fernando Mosso, Carlos Ponce.
Fotografia y Video: Jorge Aguilar Rech.
Agradecimiento Especial: Francisco Pollitzer del Spring Creeck Lodge.

Apertura de la Temporada.


Un grupo de amigos...estamos esperando aquí, en Junín de los Andes ...la primer jornada de la temporada de pesca en la Patagomia Argentina.
Ciudad de grandes pescadores, de historias, de tradiciones, de marrones de sueños. Donde cada relato es descubierto por cada pescador, en cada cara...en cada palabra. Donde, cualquier motivo es bueno para juntarnos y escuchar estas vivencias. Acompañadas de la excelente carne patagónica regada por un buen vino.


Pero...una mezcla de ansiedad y angustia esta entre nosotros...todos.

Los ríos crecidos y turbios , sumado a las bajas temperatura y las lluvias, nos complican el panorama.


El Chimehuín casi desborda en sus brazos. El Malleo turbio e inchado. El Pulmarí también en condiciones complejas. Así recorrimos el mapa...buscando el lugar, la condición. Esperanzados en que el emanecer del nuevo dia, sople un viento mapuche y aleje esta lluvia.

Mañana es un día repleto de esperanzas...Los equipos, el músculo y el alma están listos.END

Autor: Jorge Aguilar Rech.
Fotografía: Raúl Iturbe.


El Manzano. La gran Fontinallis del Arroyo Grande.

La sincera seducción de un arroyo de Montaña.



Existen ríos de todas las formas y tipos, con mucha agua, con muy poca, torrentosos, muy tranquilos. Con el correr de los años fuí conociendo gran cantidad de ríos, pero en estos últimos... me acostumbre a pescar en ríos tranquilos, con muy poca agua, muy lentos, llenos de flats, y de truchas aletargadas por las altas temperaturas de la primavera y el verano. Me acostumbre a los ríos serranos, en particular los de la sierra de San Luis, pero nunca deje de recordar mis comienzos, nunca olvidé el agua fría penetrante y poderosa de los arroyos de montaña, y cada vez que los tiempos me lo permiten, vuelvo a ellos con la máxima ansiedad, y con la mejor actitud.


Recuerdo muchas cosas de mi niñez, pero hay algo que nunca olvido. Aalgo que está siempre presente, algo que en este momento añoro. En el mejor de mis recuerdos están mis vacaciones en el Manzano, los primeros pasos en el mundo de la pesca, alzado en los brazos de mi padre, con tan solo tres años, yo... era su único compañero , en una mano estaba yo, en la otra una humilde caña de pescar, mi primer maestro mi padre, tengo imágenes de un río enorme, torrentoso, tengo el olor de la comida de campamento que hacia mi mamá. En ese momento alguna de las truchas pescadas. Tengo... el olor de la mañana, el de la tela de la carpa, es así como recuerdo a ese frío arroyo de montaña, el Arroyo Grande de la Quebrada. El verdede su cordillera eterna.


Pasaron los años y quedaron los recuerdos... pero volví con mi caña de mosca. Aprendí mucho de un gran amigo, Hernán Ortega. Después, sólo me animé a sus aguas. Lamentablemente, poco he podido disfrutarlo en los últimos años, pero cada vez que se presenta la oportunidad de volver, lo hago sin dudarlo.


Tengo fe en el arroyo. Su rigurosidad técnica, al menos... en su cuenca alta. Me motiva pescarlo, y hace que séa... un sector poco visitado o menos visitado. No hace falta ser un experto para poder sacar un buen pez en ese lugar, lo que sí creo es que hay que tener ciertas precauciones. Así lo asevera mi amigo, pararse en el lugar justo, y cuando digo justo, me refiero a mirar bien estudiar el lugar, la roca donde pararnos, para que cuando utilicemos nuestra técnica up stream, creo la más efectiva en este tipo de arroyos, nuestra mosca derive correctamente sin ser arrastradas por las corrientes produciendo el drag o sacando a la mosca de la visual del pez o de su campo de acción. Donde la trucha pueda tomarla con el gasto mínimo de energía. Poner la mosca en el lugar adecuado... esto, va de la mano de pararse en el lugar correcto, estar cómodos, y poder colocar nuestra mosca en el lugar adecuado. En el rincón más estrecho o en la corriente justa que permita meternos la mosca en el lugar preciso, donde creemos está nuestra trucha. Debajo de una piedra, en la junta de dos corrientes, en la cola del pozo.


No tenemos que colocar la mosca en aquellas corrientes que la desplacen sacándola hacia afuera o paseándola por lugares inadecuados donde la trucha no puede estar, quizás son cosas obvias, pero hay ríos en los que tanto de esto no es necesario, las truchas salen igual, en este lugar no, la mosca tiene que pasar justo por el lugar adecuado.


Atar la mosca justa, un factor fundamental. Tener conocimiento de la comida más frecuente de estos peces. En este arroyo las condiciones químicas del agua permite el desarrollo de grandes poblaciones de tricópteros, efémeras, y principalmente plecópteros. Estos constituyen la fuente principal de alimento de las truchas. Observar el color de estos insectos es importantísimo, generalmente los colores beige, marrón claro, y oscuro son los preferidos, y las mejores moscas por experiencia propia y de mis maestros, son las menos elaboradas, atadas en anzuelos Nº 8 , 6 y 10. Pero personalmente en este lugar, prefiero las más grandes y en los colores claros naturales de los insectos del lugar, plecópteros preferentemente.


Considero que una mosca muy elaborada en un río con estas características presenta la misma o menos posibilidad de pesca que una hecha con mucho menor esfuerzo, la velocidad de las aguas y su gran agitación no permite que la trucha vea sus detalles.




Agrego algo más a las técnicas de pesca en el Manzano Superior...control total de línea, para lo que recomiendo, usar leaderes cortos del tipo braided, de apenas 1.40 metros, con un tippet corto no más de 60 cm, en mi opinión entre el braided y el tippet no tenemos que superar 1. 80 metros.

El control total de la línea no significa leader corto únicamente, sino que se necesita además, trabajar con muy poca línea afuera y, en rara ocasión utilizar unos metros de más. Trabajar con poca línea me ha resultado muy efectivo, cuando digo poco me refiero a casi castear con el leader, 1 a 3 metros de cola de rata según la ocasión. Considero que al trabajar con poca línea en este tipo de arroyos, podemos casi sentir la mosca en nuestras manos y saber en dónde está, sentir su deriva a través del agua, y manipularla como nosotros queramos, con unos simples jueguitos de la mano izquierda, en mi caso, y levantando la punta de la caña o agachándola, créanme me ha resultado efectivo.


Como ya muchos saben el arroyo Grande de la Quebrada, alberga truchas de todos los tamaños, Fontinállis y Arco Iris. Particularmente las Fontinallis sálen... cuando realmente el agua está fría.


Paso a contarles brevemente una jornada de pesca, en el mes de Octubre hace unos años, lo considero un excelente mes para pescar en este arroyo, por que el caudal del río es fantástico, aunque a veces algunas truchas todavía están esquivas.



Era el 15 de octubre del 2007, un día hermoso soleado, con un paisaje particular, una tormenta de nieve del día anterior, dejo una sábana blanca sobre la cordillera, cubriendo cada roca sobre el arroyo y allí estábamos.


Hasta el medio día la pesca fue hermosa, dos increíbles Arco Iris de 1,00 Kg, fueron tentadas con nuestras moscas para darnos el gusto de devolverlas al agua.


A partir del medio día hubieron algunos cambios en el color del agua, supusimos un deslizamiento en la parte superior de la cuenca producido por el aporte de humedad al terreno... por el deshielo.


Esperamos una hora y mágicamente el río volvió aclarar. Partimos a pescar nuevamente. Eran las 18:30 aproximadamente y el sol se escondía tras la imponencia del Punta Negra. Aquí... sucedió, ese mágico momento esperado. Mi mosca deriva en una pequeña corredera...dos truchas suben por ella y no la toman. Un nuevo intento, y finalmente sucede. Una vieja y colorida Fontinallis de 1.5 Kg, fue totalmente engañada por un horrible gusano de lana con jackle desproporcionado. La tuve en mis manos para la foto y finalmente volvió a su hábitat.


Mi Fontinallis record. Un fantástico día y en mis recuerdos una sola palabra, inolvidable.



Hace unas semanas pude volver en el mes de Octubre... después de 2 años. Realmente quedé sorprendido de ver gran cantidad de parejas de Arco Iris y pools con gran cantidad de truchas, todas juntas.


Créanme que en un mismo pools observamos hasta 7 truchas y considerando el tamaño del pozo, era muchísimo. En otro pool a la altura del puesto Capitán Lemos observamos 4 truchas.


Ese día quede satisfecho con la pesca, salieron hermosas Arco Iris de 500 grs , pero ninguna como las que tomaron mi mosca y que solo por milésimas de segundo no dejaron que reaccionara


Pero hubo sorpresa, en el último tramo de río antes de Gendarmería Nacional. Dejo derivar mi mosca... con mucha actitud y fe ese es otro gran factor a la hora de pescar, como dice mi amigo Juan Carlos Salvador :- podes castear muy bien y poner la mosca en el lugar justo, pero si no hay actitud y fe, la trucha no sale-.


Volviendo a ese momento mágico, insumido en un paisaje único, totalmente sumergido en el ambiente, y atento a cada una de las sombras, como si estuviera buceando por el río, observando mi mosca derivar. Después de apenas un metro de deriva, una enorme trucha Arco Iris toma mi Bich Creek, clavo y comienza la lucha, se deja caer por la corriente y se ancla debajo de una piedra, logro levantarla cuando la tengo a pocos metros la llevo a la orilla, en un nuevo intento de escape, mi mosca se afloja y la trucha gana su merecida libertad, pero me deja pensando... que animal increíble!!.


Satisfecho porque pude clavarla, pude engañarla y sentí haber hecho las cosas bien, pero pensando que ese ejemplar que ese pez hubiera sido mi record personal en ese arroyo.


Créanme que era un animal muy ancho que me llamo la atención por su gordura, y lo tuve a menos de un metro, solo dejo que la viera.


Me dejo replanteando y pensando en la calidad de ríos que tenemos los argentinos. En la calidad de agua, y en tanto que tenemos ... no conocemos o no vemos. Nuevamente este arroyo me muestra un poco de lo que puede dar, tratando de seducirme aún más, tratando de conquistarme nuevamente. Y si bien ya lo ha hecho y, con esos juegos de seducción me atrapa ...soy un esclavo más de sus maravillas. END
Autor: Sebastian Pagano
Fotografía:Sebastián Pagano
Compaginación: Jorge Aguilar Rech

Te invitamos a participar de BROWN TROUT ARGENTINA MAPAS.


El objetivo.
Construir un mapa sencillo. Con ubicación de nuestras experiencias de pesca.

Así poder compartir información geografica, climatológica , hatchs y de estado del ambiente actualizado. Además lograr tener un panorama general de las ubicaciones y el comportamiento de las mismas acorde la época, presión de pesca y demás factores.
Esta herramienta estará siendo vista por nuestros 300 lectores frecuentes, ubicados en España, Portugal, Suiza, Alemania, Paises Bajos, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Canada, Mejico, Chile, Brasil, Argentina y muchos países más. Posicionando a nuestros ambientes entre los mejores del mundo y con una información adecuada y esmerada.

Herramientas.
Por medio de google Map. Será alimentado por todos, lectores y seguidores de BROWN TROUT ARGENTINA.

Método.
Sencillisimo...
1- Nos mandás dos fotos. Un breve relato de la jornada, día, temperatura, especies, ubicación, entomología, caña, líneas, tippet, moscas, a arqitectoaguilarrech@gmail.com
2- BROWN TROU ARGENTINA, arma la info y la sube al mapa.

La invitación esta hecha y esperamos tu aporte, para construír entre todos una mejor experiencia de pesca.
Recordá que cualquier consulta la podes hacer por mail o messenger, ya que estamos on line permanentemente.
Gracias por tu escencial aporte.

Jorge Aguilar Rech
BROWN TROUT ARGENTINA.

Las Voraces Arco Iris del Diamante Inferior

Cuando el Diamante se une con el Arroyo El Tigre...dos mundos , dos ritmos, dos potencias distintas , engendran seres bravos, corpulentos e indómitos. Las Truchas Arco Iris del Río Diamante Inferior, coto el Diamante, son por extremos fúria, en carne salmónida.

Testigo de capturas ... el imponente pero a escala humana... Dique el Tigre.
Fuimos invitados por Adrián Mahía y Beto Eztala, a las cabañas del naciente Tigre Lodge, zona de coto del río, el día 2 de Octubre del 2.009.-

El viaje, como siempre ... planificado por Pablo Cortijo, impecable en horario de partida y logística. Su infaltable lista de víveres es y será parte de su indumentaria outfitter.

Las 18:00 hs nos hallaba camino al sur. Ruta 143. El sur próximo de San Rafael, en el distrito amable de 25 de Mayo, nos esperaba Rómulo. Un hombre amigo... al servicio del lodge quién junto al Negro…nos asaría las delicias rojas de los almuerzos.

La noche oportuna cerraba las horas mansas del corto viaje. Un fuego amigo asaba las carnes tiernas del encuentro fraterno. Los rubíes del vino mendocino, daban tono a los relatos de pesca de Jorge y de Pablo. Haciendo las horas cortas y la gargantas húmedas que solo callaban con un brindis, por ella ... la Arco Iris de manaña….por el encuentro.

La mañana nos despierta ansiosa de ser mirada. Los rumores de la noche y ese rujido de cascada se declaran en franco paisaje.


Las escencias de pimientos, álamos blancos y el silbar de cortaderas daban marco al río. Una corredera hecha por manos de hombre …rugía como el tigre que lo nombra, sobre toda brisa, sobre toda vos.

La estructura del dique, que hacia oidos sordos de la enfurecida cascada...siendo ya las 10:00 am, los waders puestos ... comenzamos la jornada de pesca.

Pablo, se aísla. Comienza a pescar algunas zonas cercanas. Su Sage # 3 Full Flex, no tomaba reacción alguna al ataque de algunos pequeños salmónidos. Estaba desconcertado, los piques eran en extremo sutiles y más hallá de su gran pericia como angler... no lograba clavarlas.

Jorge Cortijo y yo… rumbo al río abajo, comenzamos el trabajo de las correderas, y excelentes pozones del tramo. Mi caña selecta…una Orvis # 4 TLS Power Matrix 704, Mid Flex, armada con una línea Scientif Anglers Aircel WF de inminente flote. La primera mosca ….una Wolly Worm Soft Hacke, trabajada en Skatting sobre cada costura, no traía captura.

Pasó así su turno y continuó la infalible ninfa de Hare Ear Rubber Legs...pero el cambio de ésta, sobrevino a los metros más abajo. Sin reacción alguna. La Scud atada en alambre # 14...nada. Tampóco la Hare Ear Bead Head funcinaba. Las truchas estaban aletargadas, adormecidas y en extremo selectivas. La temperatura denotaba ésto con los 8,3 ºC que marcaba en el termómetro. El sol apenas calentaba un brillante día de fresca briza del oeste.

Llega el cenit y la temperatura no levantaba. La actividad era a esas horas ..nula, nula...nula. Pasaron turno, la mayoría de mis ninfas.

Tome la decisión de probar con la Prince en anzuelo # 6. Mosca amada y en este caso, maltrecha, muy atacada. La trabajo up strem, con deriva natural y a la cola de las pequeñas correderas comenzaba con la imitación de la emergencia, deriva, hundimiento y emergencia. En algunos trayectos…skatting. En instantes una pequeña Arco Iris de unos 300 gr. , de energía pura…tomo la punzante pluma y arqueó mi vara con mi pulso acelerado. Luego de la corta pelea y pronta liberación...por instinto …tomo la temperatura del agua….era igual.

Retorné al llamado del recién llegado Adrián Mahia. Quién juro festejar el encuentro con vinos sanafaelinos, y un costillar de jabalí.
Último en el retiro de las húmedas filas del río…me entero de no ser el único con pocos resultados. Era como si el río se hiciera rogar, se hiciera pagar el derecho, el derecho de conocerlo un poco, antes de pescarlo.

Las horas pasaban entre brindis, amigos, y buena compañía. Estábamos esperando como en gatera, la temperatura que despertara a las truchas y así poder pinchar alguna que otra. Adrián, cumplió su juramento.

En la avanzada tarde, salímos divididos en dos grupos para continuar con la jornada. Adrián Mahia y yo... río abajo. Por el otro grupo ...Beto , Pablo Cortijo y Jorge Cortijo, pescaron río a arriba .
Cuando el GPS marca los 34º 36´ 28 " latitud sur y 68º 36´ 31" longitud Oeste, el río, se divide en dos situaciones físicas e hidrológias. El Dique El Tigre que , contiene el curso del río...formando bajo su muro un bioma particular. Las aguas de este sector se coportan mayormente, como estáticas …con corriente lenta hacia abajo. Las profundidades varían y se dibujan bajo el agua rasgádos canales de negro verde musgo. Se forman islotes inhundados entre sauces y cortaderas en el medio del pool; creando un multifocal escenario de correderas, aguas quietas, rifles y pozónes.




Siendo el límite de este escenario, la cascada que forma una corredera gigantezca y turbulenta. Los piques ausentes durante este Sábado. Probando Streamers y Ninfas de gran variedad de patrones, pero siendo predominante el blanco flash y ninfas tipo Hare, tonos beige.

La situación que a tiempo, abordamos con Adrían, era de rápidas corrientes. Intrépidas correderas, que exijían al cuerpo, al espíritu y al temor. Al menos ese era mi caso.

Un cambio de estrategia me rondaba en la mente y a modo de presagio, los buenos resultados. Una vara Lexus Pride #6 de 8 pies, con línea Scientific Anglers Wet Tip Express # 6, WF 200-S, finalizada en un líder de Fluoro Carbon de 5 pies y Tippett 3x; desplegó un mini Streamers por doquier. Siendo recomendadas, la Bichón Fly, la Doctor Lecter, la Wolly Bugger Olive, La Sug Eggs...todas, trabajadas oportunamente... pero los resultados, se aventuraron a una gran corrida, que se soltó en el intento de pincharla.

Adrián… seguía buscándolas, indeclinablemente. Una Prince Bead Head fue cambiada por una Matuka Tabaco y Negra, a ultimísima hora. Esa quizás sería la mosca, el patrón, la efectiva pluma del engaño. Porque, inmediatamente unos 300gr. de pez , le sacuden la caña. La horas…tiranas de la luz, nos mandaron de retorno….entumídos, desconcertados y con sabor a derrota.

Pero nuestro espiritu de flyfisher no aceptaba esto. Mañana... sería otro dia, el río nos esperaba y Adrián le prometia venir por más.

La cena silnciosa, sin festejos de capturas ni abusos culinarios, compensaba el almuerzo y, nos introducía a la serena calma de la reflexión…en que fallamos?, que no hicimos?…cuál es el patrón?, porque?. Las especulaciónes se terminaban cuando el sueño ganaba la batalla.

La mañana del domingo amanece temprano…. Los votos puestos en la técnica…en la mosca.Hoy es el día.

Pablo y Jorge Cortijo, pescarían la zona de bajo dique…y yo, los seguiría desde más abajo. Recorriendo los islotes muy cuidadosamente. Tome la estratégia misma de la tarde anterior... con vara #6, línea 6 de hundimiento y una Little Rainbown Trout atada al Tippett, es sacudída por una Arco Iris de unos 33 cm. Robusta, pintada y sana. Tomó la mosca y corrió río abajo mostrándome tres saltos arco iris, estupéndos y dignos. Mi copo sumergido... dió consuelo a sus ansias de soltarse. Lo que fue cumplido sin daño ni demora. La jornada así, me avivaba…como brasa en el pecho, tenía la necesidad de más.

El sector me traía de vez en cuando, alguna tomada …pero con capturas ausentes.

Me dirijo entonces, al Paredón…donde Pablo estaba tirando. Comenzámos a hacerlo juntos. A los minutos cámbio de mosca por una Matuka Tabaco y Negro. La reacción inmediata y desmesurada de quien devora lo esperado. Una Arco Iris toma…emerge eyecta y se despega unos 80 cm del tensionado reflejo. Mi gargánta se arronca con un grito de ufórica alegría. La disputa fue de unos minutos, para lograr copearla. La misma denotaba sanidad, robustez, y sobre todo fúria de Arco Iris. Con sus 36 cm debía haber pesado unos 350 g, librados nuevamente al río.

Pablo se acerca indeciso. Nuevamente mi cast es bendito por otra Arco Iris idéntica. Esto apresura los pasos de Pablo hacia mí. El pozón estaba lleno, y quería compartirlo con él. Así... capturamos unas más y nuestros ánimos se acentaban. A tiempo y ya trabajado el pozón …juntos, salimos por la costa.
Nuevamente y al reencuentro con Adrián, continuámos pescando el bajo. Me indíca un pozón lateral, ubicado al costado de una corredera. -Ahí está un macho ejemplar.!!.. me dice. Entonces …lánzo, perpendicular al río, con un Roll Cast, proyecto la línea a unos metros sobre la principal, hago unos mend para que la línea profundice y entre a la cola del pozón . Justo ahí y al traerla …la Matuka es atacada por una hermosa Arco Iris de unos 800 gms. La pelea se dirijió, permanete y violenta, a los junco y cortaderas protectores...intentando zafar. Por gracia del supremo y a favor de mi scoring, logre después de unos minutos copearla. La Matuka…consagrada.

Un excelente video de la jornada en HD puede verse si pinchas aquí:
http://www.youtube.com/watch?v=V9ZHfGBKsTY
El entusiasmo me ganaba e intentaba contagiar a Adrián, el cuál también tenía capturas. Continúo río abajo y busco ahora el Premiun Site. Quería buscar la más grande de la jornada que debía ser interrumpida temprano para el retorno.
Así camino unos minutos, descartando pooles, correderas de menor rindex . Hallo un derivador de un antiguo del cauce, …una suerte de V que oportunamente con una piedra enorme, conformava pocket de calma laminar, detrás de ella...intento posicionarme de decenas de formas. Todos cast fallídos. Un cast lateral me posicionó. La Matuka profundiza y la tracciono levemente…un gran ataque, a lo profundo es origen de otro salto enorme que se sucede y antecede a otros tres más. Mi pulso tenso y mi garganta quebrada llamando inútimente a Adrián, logran un macho de 1 kg. Y lo estaba peleando... con todas mis vivencias en mano para no perderlo. Su pelea profundiza y emerge en enérgicos saltos que fueron en merma... hasta el borboton. Mi copo, fue dueño y lo cubre. El macho con apenas pronunciada quijada, debió tener unos tres a cuatro años mínimo. Era el macho anunciado por Adrián. Pesado y de abdomen voluminoso dió el cierre a esta jornada.

Los algarrobos aromatizados que se estaban quemado, vociferában el fantástico asado que nos preparaba Rómulo y el Negro. Abundante , por cierto ...en rojos vinos Cabernet Suavignon festejaron cada una de las numerosas caprturas. END

Autor: Jorge Aguilar Rech.
Fotografía: Adrían Mahía y Jorge Aguilar Rech.
Protagonistas: Pablo Cortijo, Jorge Cortijo, Adrián Mahía, Alberto Eztala y Jorge Aguilar Rech.
Especial Agradecimiento: A Alberto Iztala, por su gran cordialidad y hospitalidad.
A Adrián Mahía, por su compromiso y profesionalismo en las guiada.
A Rómulo y al Negro por su calidez que nos hizo sentir cerca de casa.

Data Técnica: El Tigre Lodge es un excelente lugar de pesca, con un presente destacable y un futuro grandioso. Cómodo, cálido y cercano. Para contactarse con sus dueños pueden hacerlo al siguiente correo: mahiatoto@yahoo.com.ar o al teléfono 02627-15673980.

Mel Krieguer. El faro flyfisher


La virtud de los maestros es... la humildad inconmensurable para transmitir su sabiduría.
La inmortalidad de sus enseñanzas y la perdurabilidad de su legado, solo se conoce cuando ellos no están entre nosotros.
A un año de su fallecimiento, la comunidad mundial de los mosqueros reconoce en Mel, como el mayor referente moderno del pescador con mosca.
Maestro...que Dios este disfrutando de tu presencia. Amén.
Los que hacemos BROWNTROUTARGENTINA.

Las Santas Truchas del Arroyo San Alberto.

Fue el Sábado 26 de Setiembre de 2009, cuando Jorge A.Chaine y Andrés F. Diblasi, ambos de la Asociación Mendocina de Pesca con Mosca (AMPM), fueron a relevar el protegido Arroyo San Alberto, en el Distrito de Uspallata, Departamento de Las Heras , provincia mendocina. Ambos galenos, ambos hombres de la ciencia (se demuestra en la calidad de sus datos) y ambos... queridos amigos.



-Este curso de agua de vertientes, localizado en cañadón con declive importante. Denunciado por su GPS a unos 32º 27´29 S 69º 26´12 O. Un arroyo alto... de por sí. Ubicándonos entre los 2.227 y 2.316 metros S.N.M. Caminamos una distancia de 3,07 km, cada cual...caña en mano. Los equipos, cañas y líneas elegidas de flote # 1 al #5 con tippet 4x a 6x. Tomamos la descisión de aplicar la técnica de observación previa de la entomología y condiciones termodinámicas del agua. Esto arrojó data de una temperatura del agua a las 10:02 hs 4ºC y recién a las 12:30 los 8º C que oportunamente ...detonaron el pique. Mientra la temperatura ambiente rondaba , al mediodía 14ºC , el cielo soleado con ráfagas bruscas de viento.


Nuestros trabajos entomológicos arrojaron la población prevalescente de un 90% ninfas de efemeropteras (mayfly), y un 10% larvas de tricopteras (caddis) , simulidos (jejenes) y terrestres, escarabajo.

La técnica de pesca era fina con estrategia previa de aproximación al pozo y visualización del pez. Deriva de ninfas utilizando técnica de lanzamiento upstream y deriva muerta con mending sucesivos hasta drag completo en cola del pozo, y deriva desde 90 grados hasta drag final.

Las capturas fueron numerosas. Las Truchas Arco Iris pequeñas entre 10 y 15 cm. Localizadas preferentemente en pequeños pocket y correderas.

Las capturas de mayor porte se obtuvieron en pozos profundos con deriva de ninfas lastradas en tamaño 12 y 14 ( hare´s ear bead head y pheasant tail bead head) utilizando la técnica de pesca fina con pez visto, siendo estas capturas de mayor porte ( 600-800 gr) truchas fontinalis.
No se localizaron camas de desove ni se pescaron truchas en desove en el tramo recorrido. Se devolvieron en buenas condiciones todos los ejemplares obtenidos. No se realizo vadeo del arroyo. END




Autor: Jorge Chaine.
Fotografias y video: Jorge Chaine.
Contextualización: Jorge Aguilar Rech
Agradecimiento especial: Andre Diblasi